Homeopatía General

Homeopatia
Selecciona :  A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L- M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

Buscador

Búsqueda personalizada

logo de homeopatia general

MENU GENERAL :
- Página de Inicio
- Noticias
- Salud
- COFEPRIS

- Aloe
- Bufo
- Calotropis
- Doryphora
- Euphorbium
- Filix Max
- Ginseng
- Higado
- Influenzinum
- Jalapa
- Kissingen
- Lycopodium
- Moschus
- Ptelea
- Sizygium
- Wyethia
- X Ray
- Zizia

- Contáctanos.

LYCOPODIUM

Elemento LYCOPODIUM
(L. Clavatum. Pata de Lobo. Musgo Garrote. Licopodio)
SINTOMAS MENTALES DE LYCOPODIUM *** 1 El núcleo íntimo de la personalidad de lycopodium es la falta de confianza en sí mismo, en su capacidad y en sus aptitudes para conectarse o enfrentarse con el medio que lo rodea. Como en todos los problemas biológicos, éste también el paciente trata de resolverlo huyendo o atacando. El ataque se realiza a través de actitudes reactivas, conscientes o ínconscientes, por medio de un mecanismo de defensa de su YO, que le permite ocultar el sentimiento de su incapacidad mediante conductas y actitudes de superioridad, y son las más frecuentes. Así es como se muestra orgulloso, arrogante o altanero, rígido y pretencioso, presuntuoso, haciendo alarde, siempre que puede, de sus cualidades, de sus obras o trabajos, de sus relaciones (cuando éstas pueden agregarle brillo); tiene una alta opinión de sí mismo y, en general, no tiene ningún empacho en expresarlo así, para mostrar su superioridad o para que otros lo piensen, y también puede ser muy adulador (y le gusta que lo adulen) o envidioso de las cualidades de los otros. También se manifiesta muy concienzudo en pequeñeces o en sus tareas (peor de 16 a 20 horas), y es muy exigente consigo mismo y con los demás y se convierte así en un jefe o en un patrón o un esposo (o esposa) muy difíciles de tolerar, porque imponen su autoridad sin alternativas, dictatorialmente, da órdenes o habla con voz de mando. Es despreciativo, especialmente con sus subordinados o con aquellos a los que considera inferiores, y amable con la gente que teme o con sus superiores. Es un ambicioso del poder; son los dictadores, los niños líderes que dirigen grupos o juegos en la escuela y a sus hermanos o aún a sus padres en el hogar (y son desobedientes), a los jefes de banda o gavillas, etc. Por el contrario, cuando la falta de confianza se expresa tal cual es en el paciente Lycopodium, es cobarde, indeciso, desconfiado, tímido, con una voluntad débil, llena de miedos (ver 4), teme a las responsabilidades y las exagera, con una sensación de impotencia, y se siente desgraciado o desafortunado, o cansado de la vida (sobre todo de mañana). *** 2 Una de las conductas que le permiten superar su inferioridad es su mal carácter; tiene alternancias extremas de humor o éste es muy cambiante y caprichoso, pero lo más frecuente y habitual es una extrema irritabilidad, especialmente cuando lo contradicen, no admite la contradicción (debe ser obedecido en sus órdenes o aceptado en sus opiniones), lo agrava o lo enferma; pero tiene una gran tendencia a contradecir. Está especialmente irritable al despertar, al anochecer, durante los escalofríos, antes de la menstruación y en niños cuando están enfermos. Es violento, grosero, gritón, rabioso (peor durante las cefaleas), terco, reprochador, malhumorado, discutidor, provocador, descortés (aún en niños), impaciente, insolente, criticón y rencoroso y se ofende fácilmente. Iracundo fácilmente, al despertar y al anochecer y por la contradicción; blasfema y jura. A veces agrede golpeando y pateando (aún en niños), o puede haber hasta deseos de matar (más que nada con un cuchillo). Habla con vehemencia y con términos violentos. *** 3 Hay un gran deseo de compañía; está mejor en compañía y peor solo. O bien hay aversión a la compañía, está mejor solo, pero siempre sabiendo que hay alguien cerca. Tiene aversión a que se le acerquen. *** 4 Tiene temores: sólo de día, de mañana, al anochecer; de estar solo; de aparecer en público; de que se le acerquen; a las multitudes; a la oscuridad (y está peor en ella); a morir; a las enfermedades; a los fantasmas, de noche; a los hombres (misantropía); en sitios estrechos (claustrofobia); a la gente, aún en niños; a los ruidos, en la puerta; a ahogarse de noche; a emprender algo; al despertar, de un sueño. Miedo en niños. Miedo constante a todo. El miedo sale del estómago. Miedo con cansancio de vivir. Supresión menstrual por miedo. Ansiedad: de mañana, al despertar; antes de mediodía o al anochecer y de noche en cama, antes de medianoche; al ir a dormir y durmiendo; con expresión ansiosa; con miedo; en su casa o caminando al aire libre; por la salvación de su alma o por exceso de escrúpulos en su práctica religiosa; mejor al aire libre. Asustadizo: de noche o al despertar de un sueño. Se sobresalta por sustos, por ruidos o antes de dormir. Inquietud de mañana o de noche peor en cama, lo saca de ella o da vueltas en la cama; inquietud ansiosa. Inquietud durante la cefalea o la fiebre, o sentado o en la habitación; mejor caminando al aire libre. *** 5 Intelectualmente, puede haber una serie de problemas. Aunque generalmente son perspicaces, a menudo su memoria es escasa, sobre todo para expresarse, para los nombres de las letras, para los nombres propios, para las palabras, para la ortografía, para lo que ha leído. Se equivoca, tiene errores: al calcular; al hablar o al emitir palabras, las coloca mal; contesta con sílabas equivocadas o usa palabras inadecuadas; al escribir, agrega letras u omite letras, palabras o sílabas, o traspone letras o escribe palabras equivocadas. Olvidadizo de las palabras cuando habla; en niños; en ancianos. Se concentra con dificultad. Aturdido al leer o hablar, mejor al aire libre; en niños; caminando al aire libre. Confusión mental de mañana al despertar, después de comer, por leer, por esfuerzos mentales y en una habitación calurosa, mejor al aire libre. Imbecilidad. Estupor en la hidrocefalia, durante la fiebre y en la escarlatina; con la mandíbula colgante. Piensa mucho, pensamientos atormentadores, durante el insomnio; o tiene aversión a pensar. Inconsciencia en una habitación cerrada o calurosa, o después de la menstruación. Escolares malos alumnos; oligofrenias. Ausente o distraído; en la vejez. ** 6 Llanto: ruidoso, sollozante; que alterna con risas; lo mejora; especialmente cuando le agradecen. El llanto es fácil por la menor emoción o sin causa visible alguna o pensando en hechos pasados o por una alegría; tiene ganas de llorar todo el tiempo, peor de 16 a 20 horas; durante los escalofríos, la fiebre y la sudoración; al encontrar a un amigo; durante las convulsiones, antes de la menstruación, antes de orinar o por ingratitudes; en niños muy llorones; peor por el consuelo. El bebé llora todo el día, duerme toda la noche. Tristeza de mañana al despertar o al anochecer; peor en compañía, durante los escalofríos, durante la diarrea, antes de la menstruación y por retrasos menstruales. Se lamenta, gime. Taciturno. Cansado de la vida, sobre todo de mañana, en la sífilis, en compañía; al despertar. Descontento (de mañana), insatisfecho, descorazonado. Inconsolable. Ideas suicidas. Aversión a jugar en los niños. Contrariamente a este estado depresivo, puede haber risas por pequeñeces o si lo miran o con la ansiedad, o involuntarias. ** 7 En trastornos de origen emocional; por cólera o contrariedades, con tristeza silenciosa; por anticipación; preocupándose de antemano e intensamente por posibles dificultades; por mortificación; por sustos; por excesos sexuales; por ira suprimida. * 8 Avaro, envidioso, voraz o codicioso, ateo, mentiroso, corrupto venal. Tiene aversión a sus propios hijos (en una mujer), a los hombres, a las mujeres. Indiferencia a todo, aún a sus hijos. ** 9 Insania: dictatorial; arrogante; con envidia; hace reproches; puerperal. Manía con rabia. Melancolía o afecciones religiosas. Delirio: rabioso, murmurante, farfullante, imperioso. Cree estar en varios sitios, o en dos sitios al mismo tiempo; que está enfermo; que ve moscas. Carfología, pellizca la ropa de cama. Dipsomanía. * 10 Durmiendo: delira, grita, ríe, llora, habla, se queja. * 11 Desespera de curarse o de la salvación de su alma; duda de curarse. Rumia sobre cosas desagradables ya pasadas; tiene recuerdos desagradables. Presentimientos de muerte. * 12 Gritón. Grita: por ansiedad; antes de las convulsiones; en la hidrocefalia; antes de orinar; durmiendo y al despertar. Grito encefálico. * 13 Hipersensible: a la música (peor por música), a los ruidos; a las impresiones sensuales. 0 sentidos obtusos. Ausencia de sensualidad o de pasión sexual. Ninfomanía. 14 Otras características mentales: afectado al hablar; afasia; deseos de ser llevado en brazos; coqueta; indolente o muy trabajador; aversión al trabajo mental; dulce, condescendiente, sumiso, afectuoso, se compadece; niños muy consentidos, maleducados, o que hablan como un niño mucho menor; habla y pasa rápido de un tema a otro.

SINTOMAS GENERALES DE LYCOPODIUM *** 15 Los síntomas predominan en el lado derecho del cuerpo, o pasan del lado derecho al izquierdo o de delante atrás. *** 16 Tiene un horario de agravación (o aparición) de sus síntomas muy característico: de 16 a 20 horas. Mejor antes de mediodía. *** 17 No tolera el contacto de la ropa, o la ropa ceñida; mejor al aflojarsela: en el vientre, epigastrio, cabeza (no tolera el sombrero), etc. No tolera ropas abrigadas. *** 18 Peor: después de comer y por comer hasta saciarse, y se sacia con unos pocos bocados, o con uno; por alimentos y bebidas fríos, por cebollas, por ostras y mariscos, por legumbres (arvejas, porotos, lentejas), por pan, por el repollo y verduras; por el tacto y la presión, por viajar en un vehículo; por una habitación calurosa; por acalorarse por un ejercicio; por el aire libre; por temperaturas extremas; por el frío (con tendencia a tomar frío); antes de las tormentas; por la humedad; acostado del lado derecho; al levantarse de una silla; en reposo; por mojar sitios afectados; por aplicaciones calientes; por mirar fijo a un punto; por vino o leche; antes de la menstruación o por menstruaciones suprimidas. Mejor: por alimentos y bebidas calientes (y los desea); por el aire libre (hay un gran deseo de aire libre); si lo apantallan; por el movimiento; por destaparse, después de medianoche; por el frío; caminando al aire libre. ** 19 Adelgazamiento de arriba abajo, comenzando en el cuello, y aún comiendo mucho; sobre todo en ancianos o niños de poco desarrollo, con cabeza grande y cuerpo chico. Especialmente útil en "personas intelectualmente vivaces o perspicaces, pero físicamente débiles, con la mitad superior del cuerpo adelgazado y la mitad inferior gruesa; predispuestos a afecciones pulmonares y hepáticas; especialmente en los extremos de la vida, niños y viejos" (Allen). Senectud precoz; parece más viejo de lo que es, con arrugas profundas y prematuras. Niños de aspecto envejecido. Enfermedades profundas, progresivas, crónicas. Falta de calor vital. Cáncer. Huesos deformados, alargados, reblandecidos. Total postración, quiere estar en cama. Sensación de que la circulación de la sangre se detiene. * 20 Convulsiones del lado derecho del cuerpo con gritos, espuma bucal y gran angustia precordial (piensa que se va a morir). Desmayos, sobre todo al anochecer.

DESEOS Y AVERSIONES DE LYCOPODIUM *** 21 Intenso deseo de dulces (excepcionalmente carecen de esta característica); de chocolate; de ostras y mariscos (que lo agravan); de alimentos y bebidas calientes (que lo mejoran); de bebidas alcohólicas; de bebidas y alimentos fríos. Aversión al pan, al café, a comida caliente, a la carne.

SINTOMAS PARTICULARES DE LYCOPODIUM ** 22 Cuando ve algo que gira, siente dar vueltas su cuerpo. Vértigo a la mañana al levantarse y después, al agacharse o en una habitación calurosa; con náuseas y cefalea. Cefaleas peor de 16 a 20 horas, por el calor de la cama y de la habitación, por vejación o contrariedades, al dar vuelta la cabeza o sacudirla, a cada paso al caminar, por esfuerzos mentales, acostado, cuando pasa la hora de la comida, al acalorarse caminando, durante la menstruación; mejor comiendo, destapándose, o paseando al aiie libre. Latidos o pulsaciones en la cabeza después de cada paroxismo de tos, o en el cerebro al llevar la cabeza hacia atrás. Cefaleas unilaterales; o por trastornos gástricos o hepáticos; en las sienes o vértex al hacer esfuerzos para defecar; al agacharse. La cabeza gira involuntariamente hacia la izquierda; movimientos involuntarios, como un cabeceo, a la derecha y a la izquierda alternativamente, al principío lentos y cada vez más rápidos. Gran tendencia a tomar frío en la cabeza. Erupción en la cabeza con abundante supuración fétida. Violento prurito en la cabeza, cuando está acalorado por esfuerzos o ejercicios; el niño se rasca hasta que está en carne viva y sangra. Caspa. El cabello cae a mechones, peor en vértex y sienes; más después del parto o de enfermedades de vísceras abdominales. Canicie precoz. Siente como si le tironearan del pelo. El cabello cae en la cabeza, pero crece más en otros sitios del cuerpo. Suda en la cabeza durmiendo. ** 23 Dolor en los ojos, sobre todo de noche y por la luz artificial; a las 16 o de 16 a 20 horas; durante la fiebre; al mirar la luz o el sol o algo blanco o rojo. Sensación de frío en los ojos al anochecer. Sequedad en los ojos, como si tuviera polvo, con dificultad para abrirlos. Párpados rojos y ulcerados, con orzuelos; hinchados y dolorosos. Los párpados se pegan de noche; sacudidas. Lagrirneo peor de día o por el viento frío. Fotofobia. Prurito en los ángulos. Los ojos están muy abiertos, fijos e insensibles a la luz. Ve chispas en la oscuridad. Pérdida de visión en el crepúsculo y de noche; ve los objetos temblorosos en la luz artificial. Hemiopía vertical, ve solamente la mitad izquierda de las cosas, especialmente con el ojo derecho; la mitad derecha no la ve. Moscas volantes. Miopía, presbicia. Cataratas. Los caracteres se confunden al leer. Debe enjugarse los ojos de mucosidades a menudo, para ver claramente. * 24 Otalgias al aire libre. Oleadas de calor o sangre a los oidos. Ruidos de todo tipo en los oídos: zumbidos, silbidos, rugidos, timbres, cantos, etc. Otorrea purulenta fétida después de una escarlatina, con sordera. Sordomudez. Escamas húmedas en la oreja y detrás; eczema retroauricular. Hiperagudeza auditiva peor por el menor ruido. ** 25 Narinas ulceradas, escamosas. Nariz con costras y tapones elásticos; con secreción nasal acre, fétida, corrosiva, que lastima el labio superior, peor o comienza a la derecha; en la escarlatina o difteria; catarro nasal extendido a los senos frontales. El paciente se pellizca y mete el dedo en la nariz. Obstrucción nasal ruidosa, no puede respirar por la nariz (apenas lo consigue por la boca), peor de noche, con secreción purulenta; sobre todo en lactantes o recién nacidos, que se frotan la nariz durmiendo o al despertar sobresaltados. Aleteo o movimiento en abanico de las aletas nasales cuando hay disnea, en la neumonía u otras afecciones pulmonares agudas. Epístaxis al sonarse, o a la mañana del lado derecho. Hiperosmia. ** 26 Cara pálida, amarillenta; o gris amarillenta, cetrina, terrosa ó de aspecto sucio, de color enfermizo; con profundas arrugas; ojeras y labios azulados; con manchas amarillas en las sienes. Pecas. Rubor circunscripto en las mejillas; manchas rojas. Frío en la cara. Dolor facial de 16 a 20 horas. Sacudidas en los músculos de la cara. Tironeo hacia afuera de las comisuras, primero a la izquierda, luego a la derecha. Calores a la cara. Excoriaciones o erupciones en los labios y comisuras labiales. Erupciones faciales con prurito. Frente con profundas arrugas, sobre todo en afecciones broncopulmonares agudas. Parotiditis primero a la derecha, luego a la izquierda, con hinchazón. Labio superior hinchado. Glándulas submaxilares hinchadas. Erupción en el mentón. * 27 Sequedad de la boca sin sed. Todo tiene gusto ácido, peor de mañana. Lengua seca, blanquecina, con vesículas en la punta, la siente como quemada o en carne viva. Aliento pútrido, peor a la mañana al despertar. Pesadez o rigidez de la lengua, no se entiende lo que habla. La última parte de la frase la dice tartamudeando. Movimientos involuntarios de la lengua; oscilantes hacia adelante y atrás. Lengua seca, negra y agrietada; hinchada en la angina o difteria. Ulceras en y debajo de la lengua. Encías sangrantes al tocarlas o limpiarlas; hinchadas, dolorosas, ulceradas. Boca abierta. 28 Odontalgias sólo de noche, mejor por bebidas calientes o por el calor de la cama; con mejillas hinchadas; peor por tocar los dientes o masticar. Dientes flojos o muy largos, amarillentos. Rechina los dientes. Piorrea. ** 29 Angina peor o comenzando a la derecha; va de derecha a izquierda; o está solamente a la derecha; peor después de dormir y por bebidas frías, mejor por bebidas calientes; con sensación de constricción tan intensa que el paciente no puede tragar. Difteria con la garganta marrón rojiza, y seudomembranas que se extienden desde la amígdala derecha a la izquierda, o descienden desde la nariz a la amígdala derecha, peor después de dormir y por bebidas frías; los alimentos y líquidos salen por la nariz al intentar tragarlos, por parálisis del velo paladar. Sequedad de garganta. Sensación de una pelota que sube desde el epigastrio. Hinchazón y supuración de las amígdalas. Carraspea y saca trozos duros amarillo verdosos. Ulceras en las amígdalas. Bocio. *** 30 Ausencia de sed, o sed ardiente; o nocturna, con verdadera aversión a la comida, y hasta náuseas, hasta que la prueba, y entonces le viene un hambre devorador, y cuanto más come más quiere. Su saciedad es rápida, a veces con un solo bócado, y vuelve a tener hambre al rato de haber comido. Se siente muy lleno después de comer. Su apetito se incrementa durante la noche, y llega a impedirle dormir, o lo despierta, debe comer algo. Apetito aumentado durante las gastralgias. Apetito insaciable. Todo es ácido en el estómago; eructos, regurgitaciones, vómitos; intensos ardores gástricos. Regurgitaciones ardientes, grasosas o amargas. Violento hipo después de comer. Náuseas frecuentes o continuadas de mañana (con gusto amargo), en una habitación (mejor al aire libre) o por el movimiento de un vehículo. Eructos incompletos y ardientes, con ardor intolerable y persistente en la garganta. Vómitos alimenticios y amargos, verdosos, biliosos, peor de noche. Vómitos ácidos durante los escalofríos, en las fiebres intermitentes; después de comer; durante la menstruación. Hematemesis. Digestión lenta. Gastralgias periódicas, de mañana, después de cada comida, por beber vino, al aire libre, después de mediodía, por tos, sentado inclinado hacia adelante; mejor eructando, acostado, por el calor de la cama y frotándose o al anochecer; dolores como contracciones o puntadas. El epigastrio se hincha y está muy sensible al tacto; la ropa ceñida le causa malestar y debe aflojársela, lo que lo mejora de inmediato. Cáncer de estómago. Ulcera gastroduodenal. Ansiedad en el estómago después de una vejación o contrariedad. *** 31 La flatulencia excesiva en el vientre es una característica casi diría ineludible de Lycopodium; hay una gran acumulación de gases sobre todo en el hipogastrio y en los hipocondrios, con el vientre hinchado, distendido y gran cantidad de ruidos y borborigmos; la flatulencia se agrava o aparece de 16 a 20 horas, después de comer y antes o después de mover el vientre o por la ropa ceñida, y mejora eliminando gases, ya sea flatos o eructos (pasajeramente). Timpanismo; flatos incarcerados. El abdomen parece estar en una constante fermentación. Dolor como calambre en el diafragma al agacharse. Dolores hepáticos o en los hipocondríos, sobre todo en el derecho, peor comiendo hasta la saciedad, al agacharse, caminando y acostado sobre el lado derecho o al tocar o palpar el hígado; extendido a la espalda y a la punta del omóplato derecho. Violento cólico hepático por litiasis biliar; el agudo dolor le corta la respiración. Dolor en los hipocondríos, peor después de mediodía, por respirar hondo, en la inspiración, por sacudidas, al toser o después de bailar. Pesadez en el hipocondrío derecho, no puede acostarse de ese lado. Inflamación e induración hepática. Dolor cortante en el vientre que va de derecha a izquierda, o periumbilicales. Los dolores abdominales mejoran por eliminar flatos. Vientre duro. Ascitis. Manchas marrones en el vientre. Dolores como calambres en los músculos abdominales, peor de noche. Presión en el anillo inguinal, como si fuera a salir una hernia. Hernia inguinal, sobre todo derecha, y especialmente en niños; "ha curado varios casos" (Allen). ** 32 Constipación crónica, desde la pubertad o desde el último parto; con deseos ineficaces y heces duras, pequeñas, insuficientes (siempre le parece que queda algo en el recto), difíciles de evacuar porque el deseo de defecar es seguido de una contracción dolorosa del ano o recto (y las heces retroceden), o se prolapsa al mover el vientre. Constipación en el embarazo; en niños; fuera de casa o estando de vacaciones; alterna con diarrea. Heces duras en la primera parte de la deposición , seguida de heces blandas o fluidas. Diarrea por leche y por frutas o verduras; en el embarazo. Hemorroides que salen (aún por heces blandas), arden y duelen al tocarlas o sentado, mejor por un baño caliente. Hemorragia rectal aunque sólo salgan heces blandas. Sensación de plenitud rectal, aún después de mover el vientre. Puntadas en el recto. Heces: pálidas y de olor pútrido; verdes con trozos duros; líquidas marrones o amarillas; de mucus filamentoso, verdoso y sin olor. Prurito y tensión anal. Parasitosis intestinales. *** 33 Cólico renal generalmente por litiasis renal; la presencia de cólicos renales a repetición, con litiasis, es siempre una fuerte presunción de que el medicamento constitucional del paciente es Lycopodium, lo que habitualmente se confirma con el cuadro general y mental. Dolor renal de 16 a 20 horas. Dolor renal o lumbar que se presenta antes de cada vez que va a orinar, y cesa cuando sale la orina, desapareciendo totalmente después. El cólico renal predomina en el lado derecho, baja por los uréteres y es cortante o punzante, En el sedimento de la orina hay gran abundancia de arenillas de color rojizo, como polvo de ladrillo, o pequeños cálculos, o cristales amarillo rojizos; el sedimento no es adherente. Poliuria de orina clara; copiosa de noche, escasa de día; oscura; con una película grasosa; con sangre; espumosa; lechosa, turbia y fétida. En cólicos en bebés con sedimento rojizo en los pañales. El niño no puede orinar aunque tiene deseos, y la retención es dolorosa; deseos dolorosos de orinar; el niño grita o llora antes de empezar a orinar. Micción retardada, debe esperar un rato antes de poder comenzar a orinar. Disminución de la urea, y presencia de acetona, en la orina (L.Vannier). Escalofrío generalizado que sacude todo el cuerpo al terminar de orinar. Incontinencia de orina. Prurito en la uretra mientras orina y después; ardor al orinar. Puntadas en el cuello de la vejiga y en el ano al mismo tiempo. *** 34 Los genitales masculinos constituyen uno de los grandes campos de acción de Lycopodium, así como el aparato digestivo y el urinario. Trastorrios sexuales: hay una aversión al coito, con pene chico, frío y relajado; las erecciones son incompletas o están ausentes, especialmente durante el coito. Impotencia crónica, de larga data; es uno de los más importantes medicamentos de este problema; con deseos sexuales disminuidos o ausentes (o aumentados, pero sin erecciones); con genitales arrugados o relajados; en gente joven, por excesos sexuales, o en ancianos con fuertes deseos y erecciones imperfectas. Si consigue realizar el coito, la eyaculación es precoz, o muy tardía o ausente, y el orgasmo puede estar ausente. La impotencia puede deberse, entre otros factores, a una ansiedad anticipada antes de afrontar un coito. A veces se duerme durante el coito o está agotado después. Sale líquido prostático. Dolor en el glande. Excoriación entre escroto y muslos. Edema en los genitales. Varicocele. ** 35 Ninfomanía con terribles deseos; o deseos sexuales aumentados durante la menstruación, o disminuidos. Prurito (peor premenstrual) y ardor vulvar. Sequedad de la vagina, crónica, peor después de la menstruación; coito doloroso (con ardor), vaginismo. Expulsión de gases por la vagina. Excoriación entre los muslos y en la vulva; en el periné. Menstruaciones adelantadas o muy retrasadas, copiosas y prolongadas, negras o rojas mezcladas con coágulos oscuros; con dolores como de parto, o con dolores en el ovario derecho. Menstruación suprimida durante largo tiempo por un susto. Amenorrea. Pubertad tardía. Metrorragia: después de mover el vientre o en la menopausia; con grandes coágulos negros. Dolor en el ovario derecho, o que va del derecho al izquierdo; terebrante. Tumores o hipertrofia o inflamación del ovario derecho. Fibroma uterino. Flujo lechoso, amarillento o rojizo, y corrosivo. Várices vulvares. Tendencia a los abortos. Senos hinchados, con nódulos. Excoriación y costras húmedas en los pezones, que sangran; grietas; pinchazos. Leche en los senos, aun sin embarazo. Movimientos violentos del feto en el embarazo. ** 36 Ronquera. Respiración silbante; con rales ruidosos. Tos seca, irritante, día y noche, o a la mañana, o de noche al acostarse, constante, por cosquilleo laríngeo o traqueal o como producida por vapores de azufre; peor de 16 a 18 ó 20 horas (a veces en días alternados), por esfuerzos, por estirar los brazos hacia afuera, al agacharse o acostarse (peor sobre el lado izquierdo), por comer o beber cosas frías, en el viento, en una habitación calurosa y por respirar profundamente; le impide dormir; mejor por bebidas calientes. Tos seca crónica en niños debiles y adelgazados. Tos con expectoración de día y sin ella de noche. Coqueluche. Expectoración de gusto salado; de color herrumbroso; amarillo grisácea; verdosa; puirulenta; de sangre. La tos repercute dolorosalnente en la cabeza. Disnea peor acostado de espaldas, por el menor esfuerzo, caminando al aire libre o durmiendo, mejor irguiéndose en la cama. Neumonías prolongadas o abandonadas, sobre todo a la derecha (en la base), con aleteo nasal y frente arrugada. Respiración ruidosa, estertorosa. Dolores lancinantes en el tórax, especialmente a los costados (más el izquierdo), peor a las 16 horas, por la tos, por estornudar o reírse o por el menor movimiento o por acostarse del lado afectado (no puede), o después de una neumonía, o por inspirar; con disnea. Hepatización pulmonar izquierda. Hidrotórax. Prurito y erupciones dolorosas. Manchas hepáticas en el tórax. Forúnculos en las axilas; adenopatías. Absceso pulmonar. * 37 Palpitaciones durante la digestión o de noche en cama; con ansiedad y temblores y con aleteo nasal. Dilatación e hipertrofia cardíaca. Dolores precordiales agudos con miedo, sudores, taquicardia y sensación de la circulación de noche; angina de pecho. Cardiopatía con disnea cianosis. Intensos latidos en las arterias temporales y carótidas. Oye ruidosos latidos de su corazón, de noche, y no se puede dormir. Hidropericardio. Aneurismas de las grandes arterias. ** 38 Rigidez en la nuca (a veces por levantar un peso); dolorosa en el lado izquierdo del cuello. Manchas hepáticas en la zona cervical. Hinchazón, induración y rigidez en un lado del cuello; tortícolis, con cabeza hacia la izquierda. Dolor quemante entre los omóplatos, como por brasas al rojo. Adenopatías en el cuello; erupciones dolorosas, violento prurito. Dolor de espaldas: por levantar algo pesado; peor al empezar a moverse, mejor después de orinar. Dolor lumbar por moverse o agacharse o levantar algo; mejor eliminando flatos o después de orinar; con dolores constrictivos en el vientre. Dolor como un golpe, al erguirse de estar agachado. Dolor lumbar como si se le rompiera esa zona, mientras mueve el vientre; presivo, extendido debajo de las falsas costillas. Dolor sacro al levantarse de estar sentado; no puede estar sentado erguido. Deformaciones de la columna, con dolor. ** 39 Alternativamente flexiona y extiende los brazos. Dolor en los miembros, primero a la derecha, luego a la izquierda, peor al comenzar el movimiento. Dolor en los huesos de los miembros superiores. Afecciones reumáticas en los miembros, que van de derecha a izquierda, con nódulos artríticos, sobre todo en las articulaciones de los dedos de las manos, con rigidez. Los brazos y dedos se duermen fácilmente, aún de noche, o al levantarlos. Rigidez artrítica en codos y muñecas. Erisipela. Manos secas. Calor en las palmas. "Dedos muertos". Verrugas en manos y dedos. Temblor involuntario de las manos. Panadizos. Sabañones. Contractura de la aponeurosis palmar. Edema en los miembros inferiores; rezuma líquido de las piernas edematosas. Dolor en los miembros inferiores, peor sentado, mejor caminando o por el calor de la cama. Ciática peor acostado sobre el lado dolorido o sentado, mejor caminando y por el calor local y de la cama. Un pie frío (el derecho) y el otro caliente. Manchas marrones en la cara interna de los muslos. Temblores o movimientos involuntarios en piernas y pies, peor de noche. Tumor blanco de la rodilla. Parálisis de las piernas. Calambres en pantorrillas, pies y dedos, al caminar o de noche. Ulceraciones en las piernas, con prurito, ardor y dolores nocturnos. Plantas de los pies muy sensibles, duelen al caminar. Bromhidrosis de los pies con dolorimiento. Várices dolorosas en las piernas, más la derecha, peor en el embarazo. Puntadas en el dedo gordo derecho, al anochecer. Grietas en los talones. Callos dolorosos en los pies. * 40 Somnolencia después de almorzar. Bostezos frecuentes e interrumpidos. Tarda en dormirse por actividad y excitación mental. Sueño interrumpido frecuentemente; no lo descansa. Sueños eróticos muy vívidos; sueña con asesinatos, con hechos del día o con accidentes fatales. Duerme con los ojos medio abiertos. * 41 Escalofríos de 16 a 20 horas o a la noche en cama; generalizado o de un solo lado, sobre todo el izquierdo. Alterna escalofríos con fiebre. Falta de calor vital. Fiebre palúdica terciana. Oleadas de calor en todo el cuerpo, con sed frecuente de poca cantidad por vez. Sudores fríos, de olor ácido o fétido o a cebollas; sanguinolento. Fiebre tifoidea. Fiebre con gran postración, mandíbula colgante y ojos semicerrados; peor de 16 a 20 horas; con sudores en pecho y espalda. ** 42 Piel amarilla, arrugada, seca, con tendencia a pasparse. Urticaria crónica. Erupciones dolorosas. Grandes manchas rojas. Manchas hepáticas. Abundantes pecas. Erupciones con costras espesas, arrugadas, amarillo marrones, húmedas, purulentas, y con profundas grietas. Forúnculos a repetición. Excoriaciones húmedas en la piel de los niños. Intertrigo con las superficies sangrantes. Nevus. Tumores vasculares. Psoriasis. Verrugas. Callos dolorosos. Flebitis. Gangrena marrón. Eczema. Acné. Ulceras negras, sangrantes, quemantes en los bordes, costrosas, con secreción fétida; fistulosas; con bordes indurados, pruriginosos; fagedénicas; varicosas; especialmente en los miembros inferiores. COMPLEMENTARIOS: Iodum Lachesis Chelidonium China.
 
* = Usable    ** = Efectivo    *** = Bastante Efectivo.

2014 © Derechos Reservados Copyright de Homeopatía General