Homeopatía General

Homeopatia
Selecciona :  A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L- M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

Buscador

Búsqueda personalizada

logo de homeopatia general

MENU GENERAL :
- Página de Inicio
- Noticias
- Salud
- COFEPRIS

- Aloe
- Bufo
- Calotropis
- Doryphora
- Euphorbium
- Filix Max
- Ginseng
- Higado
- Influenzinum
- Jalapa
- Kissingen
- Lycopodium
- Moschus
- Ptelea
- Sizygium
- Wyethia
- X Ray
- Zizia

- Contáctanos.

MEDORRHINUM

Elemento MEDORRHINUM
(Gonococcinum; Nosode de la Blenorragia)
SINTOMAS MENTALES DE MEDORRHINUM *** 1 Vive siempre apurado, precipitado, agitado, atareado (mejor al anochecer), y es muy impaciente; trata de hacer las cosas lo más rápidamente posible, y hasta pierde el aliento para hacerlas, se fatiga. Esta actitud está íntimamente relacionada con la sensación de que el tiempo pasa muy lentamente para su forma de ser o su gusto, hasta el extremo de que lo que hizo hace una hora le parece que ocurrió hace una semana, y siempre le parece que todos se mueven muy despacio. Este modo de sentir se traduce también en vivir excitadamente y con mucha anticipación cualquier acontecimiento futuro, cercano o lejano, lo que puede producirle ansiedad (como una cita); o bien a tener presentimientos, incluso de su muerte, por una especial sensibilidad que le permite captar hechos antes de que ocurran, y "ue generalmente son correctos" (Allen); es como una especie de clarividencia. Por otra parte, en contraposición a su apuro habitual, puede tender a dejar todo para el otro día. *** 2 Es olvidadizo, su memoria es muy deficiente; olvida su propio nombre y, aunque trata de recordar, no puede recordar nombres, palabras comunes y, sobre todo, la letra inicial de las palabras; tiene que preguntar el nombre de su mejor amigo. Pierde el hilo de la conversación, porque se olvida de lo que acaba de decir o de lo que va a decir; no puede terminar la frase al hablar. No recuerda lo que acaba de oír, de leer o de pensar, o lo que que va a escribir. Tiene dificultad en exponer sus síntomas, se asombra de como se pronuncia una palabra muy conocida; hay que repetirle las preguntas cuando se pierde en el relato. Se equívoca al hablar y al escribir; tiene errores de tiempo, confunde presente con pasado. Teme decir o hacer cosas equivocadas cuando tiene cefalea o pesadez cefálica en el vértex. *** 3 Todas sus impresiones y padecimientos están peor cuando piensa en ellos. *** 4 Se siente culpable, y tiene intensos remordimientos cuando piensa que sus actos no han sido correctos. Se reprocha a sí mismo, pero le hace daño que otros le reprochen o reprendan. Tiene una gran ansiedad por su salvación, se desespera; o se desespera por la menor crítica. Afecciones religiosas; cree que está condenado, que va a ir al infierno. Este sentimiento de culpa puede inducir ideas de suicidio, que llevaría a cabo disparándose un tiro; con tristeza. ** 5 Llora mientras habla de su enfermedad y cuenta sus síntomas, no puede hablar sin llorar, y también cuando le hablan, y se siente mejor después de llorar. ** 6 Miedo: a la muerte, a la oscuridad, a la desgracia o infortunio; a los fantasmas; cuando se despierta; a la locura. * 7 Intelectualmente, se concentra con dificultad, especialmente sobre temas abstractos; está tan confuso, que llega a impedirle darse cuenta de su propia identidad. Está como embotado, obtuso, ausente. Aturdido al despertar. Tiene aversión al trabajo mental, porque el esfuerzo mental lo agrava, y por eso lo excita o lo irrita leer o escribir. Niños deficientes mentales, a menudo con antecedentes paternos de blenorragia; oligofrénicos, imbéciles. Mongolismo. * 8 Tiene alucinaciones: cree que las personas son ratas o insectos; piensa que hay alguien detrás de él, o lo ve o lo oye susurrar o cuchichear; ve caras que lo espían detrás de las cortinas; cree que alguien camina detrás suyo o lo persigue y le da miedo, así como de algo que sale arrastrándose de cada rincón; siente una mano delicada que acaricia su cabeza desde la frente hacia atrás. Todo le parece irreal, como en un sueño; aún las cosas familiares. * 9 Es hipersensible: a que lo toquen (y tiene aversión), a los ruidos (lo sobresaltan), a la contradicción (no la tolera), a las malas noticias (le producen trastornos). La idea del matrimonio le resulta insoportable. Se asusta o se sobresalta al despertar. * 10 Bruscamente irritado, por pequeñeces. Malhumorado y triste de día, algo menos al anochecer, y de noche está sereno o alegre o inquieto, y "quiere jugar" (Allen). Niños inquietos y gruñones, mejor al anochecer y de noche. 11 Perfeccionista. Egoísta.

SINTOMAS GENERALES DE MEDORRHINUM *** 12 Para los efectos constitucionales de la blenorragia mal tratada y suprimida; en afecciones crónicas femeninas (ovaritis, salpingitis, quistes, fibromas, etc.) que datan de una infección gonorreica; cuando hay antecedentes personales o hereditarios de blenorragia; en mujeres que tienen flujo abundante, purulento o no, desde su casamiento; en niños pálidos, raquíticos, muy chicos de tamaño, detenidos en su crecimiento y mentalmente deficientes, con padres que han tenido blenorragia. En todos estos casos, Medorrhinum está indicado cuando el remedio mejor elegido falla en mejorar o curar permanentemente. Sycosis. *** 13 Peor durante el día (lo opuesto de Syphilinum), desde el amanecer (cuando está peor, de 3 a 4 de la madrugada) al ocaso, y va mejorando hacia el anochecer; peor antes y durante las tormentas, por el frío húmedo, después de enfriamientos, por corrientes de aire, por el calor, por taparse, por desperezarse o estirarse, por el menor movimiento, por dulces, en la montaña, pensando en sus molestias (ver 3), por el sol y el calor de la cama, y si lo tocan. Está mejor a orillas del mar (todos sus trastornos mejoran y desaparecen); mejora de noche, acostado sobre el vientre y en tiempo húmedo. Lateralidad izquierda. *** 14 El niño duerme arrodillado boca abajo en posición mahometana, con la cara hundida en la almohada. Esa misma posición alivia algunos de sus síntomas: disnea, gastralgias, tos, etc. * 15 Estado de colapso con sudores fríos y piel fría y, a pesar de eso, quiere estar destapado, se quita las cobijas y quiere que lo apantallen constantemente, desea aire fresco. Falta calor vital. Gran depresión general de la vitalidad. * 16 Dolores: artríticos o reumáticos, secuelas de una blenorragia suprimida; constrictivos, que parecen que apretaran todo el cuerpo; dolorido en todas partes, como golpeado. Neuralgias agudas, erráticas, que aparecen y desaparecen bruscamente; peor de día, sobre todo a la mañana, mejor por el tiempo húmedo y a orillas del mar. 17 Agotamiento profundo, peor a la mañana al despertar. Debilidad por caminar o después de mover el vientre. Camina encorvado. 18 Temblores en todas partes (es subjetivo). Espasmos y convulsiones. 19 Gran calor y dolorimiento, con adenopatías en todo el cuerpo. Calor o dolor ardiente en los vasos sanguíneos; calores alternados con escalofríos.

DESEOS Y AVERSIONES DE MEDORRHINUM *** 20 Deseo insaciable de bebidas alcohólicas; de dulces, salados y sal, cerveza, alimentos ácidos, hielo, fruta verde y naranjas.

SINTOMAS PARTICULARES DE MEDORRHINUM ** 21 Vértigo después de haber dormido, como si estuviese intoxicado, peor por el movimiento, algo mejor acostado; a veces provocado por una sensación de constricción en la cabeza. Cefalea frontal con náuseas y sensación de una banda apretada alrededor de la frente, como si la piel estuviera tensa peor inclinándose hacia adelante; con coriza y sensación de que se le salen los ojos. Jaquecas que mejoran a orillas del Mar. Se despierta con cefalea, peor por la luz solar y por las sacudidas de los vehíctdos (sobre todo si es frontal u occipital); los dolores aparecen y desaparecen súbitamente. Intenso dolor ardiente sentido en el cerebro y cerebelo, extendiéndose a la columna. Cefaleas violentas, con continuos y violentos vómitos, seguidos de dolores en el sacro y miembros inferiores. Cefalea peor por la tos y por la luz. Siente la cabeza pesada y tironeada hacia atrás. Hunde la cabeza en la almohada o la echa hacia atrás o la mueve de lado a lado para calmar el dolor. Tiene caspa, y su cabello está seco y sin brillo; con intenso prurito en el cuero cabelludo. * 22 Párpados pegados de mañana; inflamados, secos; excoriados y calientes, con los bordes rojos y caída de pestañas. Dolor en los ojos como si se los sacaran o arrancaran hacia afuera, especialmente cuando los cierra y al moverlos lateralmente. Lagrimeo con sensación de ardor y arena bajo los párpados. Induración del párpado superior o de los bordes. Parálisis del párpado superior, ptosis. Fotofobia a la luz artificial. Hinchazón bajo los ojos y en parpados superiores. Visión turbia. Ve moscas volantes negras o marrones. Visión doble. Ve las cosas muy chicas. Sensación de viento frio soplando en los ojos. 23 Sordera parcial y pasajera, con pulsaciones en los oídos. Sensación de sordera de un oído a otro, como si los uniera un tubo, con hiperacusia. Cuando silba, siente su silbido como doble. Dolores en rápida sucesión en el oído derecho. Prurito en el conducto auditivo externo. 24 Obstrucción nasal en los niños, que no se alivia con otros medicamentos. Descarga nasal por atrás. Intenso ardor interno en la nariz al inspirar. Acentuado prurito nasal, debe frotarse constantemente. Punta de la nariz fría. La nariz se duerme. Epistaxis. Anosmia. Secreción nasal espesa, mucosa, gris o sanguinolenta. Cosquilleo u hormigueo en el lado izquierdo, de mañana. Coriza acuoso con cefalea frontal, peor a las 10.30 horas. ** 25 Cara pálida, cetrina, amarillenta, terrosa o verdosa; de aspecto enfermizo; brillosa, grasosa, cérea. Labios pálidos; herpes en los labios, cerca de las comisuras. Oleadas de calor en cara y cuello. Neuralgia facial derecha, extendida a la sien. Sudores en la cara o en el labio superior. Acné. Pecas. Rigidez en las mandíbulas y lengua. 26 Los dientes tienen los bordes serrados, y se carían fácilmente. Dientes amarillos. 27 Lengua cargada, blanquecina en la base, con aftas, el resto roja; o marrón. Gusto desagradable, o feo a la mañana, o a cobre. Ampollas o pústulas muy dolorosas en la lengua y cara interna de labios; se pelan. Boca seca, la siente como quemada. Le sale una mucosidad filamentosa de la boca durmiendo. 28 Garganta seca, dolorosa al tragar, le raspa, hinchada, casi no puede tragar; con coriza; aftas. La faringe está constantemente llena de mucosidades retronasales espesas, grises o sanguinolentas. ** 29 Hambre voraz, aún enseguida de haber comido. Sed extrema y constante, hasta sueña que está bebiendo. Hipo. Eructos ineficaces e incompletos. Náuseas después de beber y de comer (o antes); con cefalea frontal. Violentas arcadas y vómitos: mucosos, acuosos, biliosos o como borra de café; a veces con intensa cefalea y sensación de muerte inminente, y está orando continuamente durante los paroxismos. En el epigastrio siente: como agujas que le atraviesan la carne; languidez que no mejora comiendo; temblores; ardor. Siente en el estómago como un cuerpo extraño después de comer; o calambres que lo obligan a estar acostado sobre el vientre o a flexionar las rodillas contra el abdomen. Gastralgias violentas, a veces con sensación de vacío y languidez terribles, sobre todo a las 2 de la madrugada, que mejoran después de comer. Eructos con olor o gusto a la comida o a huevos podridos. * 30 Terribles dolores en el hígado; piensa que va a morir; irradian al hombro derecho; con náuseas y vómitos; quemantes en el hipocondrio derecho. Dolores en el bazo. Dolores de vientre como si fuera a venir la menstruación o durante la diarrea. Dolor desde el ovario derecho al borde inferior del hígado; o cortante desde el lado derecho e inferior del vientre al cordón espermático de ese lado, con testículo muy doloroso. Latidos o pulsaciones verticales en el abdomen. ** 31 Sólo puede mover el vientre inclinándose mucho hacia atrás, y "con mucho dolor, como si hubiese un bulto en la parte posterior del esfínter; el dolor lo hace llorar" (Allen). Constipación con heces como bolitas, arcillosas, adherentes y difíciles de expulsar; no puede hacer fuerza por una sensación de prolapso rectal; sensación de constricción e inercia rectal. Diarrea con heces biliosas o blancas, acuosas, calientes, mucosas; con dolores intensos, y seguida de gran debilidad. Copiosa melena, a veces en grandes masas coaguladas, seguida de estremecimientos. Heces negras. Dolores como agujas en el recto. Humedad anal con olor muy fétido, a salmuera. Diarrea después de la supresión de una blenorragia. Diarreas infantiles. Tenesmo rectal extendido a la vejiga o mientras orina. Prurito anal. *** 32 Cólico renal intenso, con dolores cortantes en los uréteres y en el riñón, que mejoran después de orinar, "con la sensación de que pasaran cálculos y con un gran deseo de comer hielo" (Alien). Enuresis nocturna: elimina cada noche enormes cantidades de orina, oscura y amoniacal; por mucha actividad o jugar mucho, o por extremos de calor o frío; es uno de los más importantes remedios de la enuresis, especialmente cuando falla el remedio bien elegido o hay antecedentes de blenorragia en los padres. Tenesmo doloroso vésico rectal cuando orina. Orina de olor fuerte; cubierta con una película espesa y grasosa. Diabetes. Descarga uretral gonorreica, aguda o crónica, profusa, purulenta o amarillenta, con uretra dolorida y aglutinación del meato. "Gota militar". Chorro débil de la orina con dolor cortante transversal en la raíz del pene al salir las primeras gotas. *** 33 Hipertrofia de próstata con chorro débil. Prostatitis por blenorragia suprimida. Poluciones nocturnas seguidas de gran debilidad; con semen acuoso que no acartona la ropa, o muy espeso y que casi no puede salir, o con hilos blancos opacos. Intensas y frecuentes erecciones día y noche; o impotencia, no hay erecciones. Condilomas en el glande y prepucio. El testículo y el epidídimo están duros después de una blenorragia, e hinchados; orquitis por supresión de una blenorragia; epididimitis. ** 34 Aversión al coíto en la mujer, con ausencia de orgasmo; o deseos sexuales excesivos, sobre todo después de la menstruación, con oleadas de calor y senos fríos. Los senos y, sobre todo, los pezones, están doloridos y sensibles al tocarlos, y están fríos como el hielo al tacto, y el resto del cuerpo caliente (durante la menstruación). Menstruaciones copiosas, muy oscuras o negras, dejando en la ropa manchas difíciles de lavar; o de sangre rojobrillante. Metrorragias: en la menopausia; copiosa durante semanas; oscuras, con coágulos, fétidas; en chorros, al moverse; en afecciones malignas del útero. Intenso cólico menstrual, con rodillas y muslos flexionados y terribles dolores como de parto y de tironeo hacia abajo, y presiona con los pies contra el respaldo de la cama como en el parto. Dolores en el ovario izquierdo, como si fuera a estallar, y que se extiende a la ingle izquierda. Dolor en el ovario derecho, seguido de una sensación de burbujeo. Flujo albuminoso; irritante, con olor a salmuera; o amarillento y copioso. Prurito en la vagina y labios, peor al pensar en él. Chancros en el borde del labio derecho. Dolores en los senos de dentro afuera. Nódulos indoloros en el seno izquierdo. Pezones sangrantes. Esterilidad. Ovario izquierdo grande. *** 35 Ronquera con gran sequedad en la laringe, sobre todo al leer; con dolor severo al tragar. Laringe dolorida, como ulcerada. Espasmos de glotis. Asma por frío húmedo, especialmente en niños, mejor a orillas del mar; durante el ataque, pide que lo apantallen, y la disnea se alivia solamente acostodo sobre el vientre o "sobre la cara y sacando la lengua" (Allen) o sobre las rodillas y codos, o arrodillado y apoyando el pecho sobre una silla o la cama. La disnea se agrava por el menor esfuerzo o acostado sobre el lado izquierdo y en la espiración (no puede espirar el aire inspirado); siente la laringe obstruida. Tos: seca, incesante, intensa; peor de noche, al dormirse o al despertarse, acostado; por dulces; por incesante cosquilleo detrás de la parte superior del esternón; tos terrible, dolorosa, como si la laringe fuera a romperse en pedazos o fuera a arrancar la mucosa, con profusa secreción mucosa grisácea y adherente, mezclada con sangre; tos profunda, hueca, como si tosiera en un barril; siempre mejora acostado sobre el vientre. Respiración caliente. Expectoración blanco amarillenta o con pequeñas bolitas verdes y amargas; espumosa, difícil de expulsar; con muchos puntitos negros o transparente. Dolores en el vértice izquierdo, y sensación de constricción en ambos vértices. Tórax dolorido al tocarlo o al toser; siente los pulmones como lastimados o golpeados. Sensación, a través de la parte media e inferior del esternón, como si hubiera una cavidad de lado a lado del tórax, llena de aire ardiente. Tuberculosis pulmonar aguda o incipiente. * 36 Dolor precordial, de la base al vértice del corazón, extendido a la mano izquierda, con palpitaciones por esfuerzos. Siente el corazón muy caliente, grande y taquicárdico, con sensación de estallido; se extiende a la espalda y brazo izquierdo. Siente como una cavidad donde debe estar el coraz6n. Dolor precordial que irradia a diferentes partes del lado izquierdo del tórax, peor por el menor movimiento. * 37 Intenso calor ardiente en la columna, comenzando en la nuca y extendiéndose hasta el coxis, con contracción y rigidez, peor de mañana y al desperezarse; dolor ardiente entre los omóplatos y en las zonas cervical y lumbar. Dolores reumáticos en la espalda, que está rígida y dolorida al tacto; dolores a todo lo largo de la columna, especialmente en las vértebras lumbares, peor al tocarlas. Dolor en sacro, coxis y caderas, extendidos a los miembros inferiores. Tironeo en la nuca, con deseos de llevar la cabeza hacia atrás. Contractura de los esternocleidomastoideos, con el mentón contra el pecho. Lumbago por esfuerzos o levantar pesos. *** 38 Pérdida de fuerza en los miembros; se agotan por el menor esfuerzo. Se le duerme el miembro superior izquierdo, y muslo y pierna izquierdos. Siente calor en las palmas y manos, y mucho más aún, ardiente, en los pies; necesita destaparse o apantallarse pies y manos. Manos frías, primero la derecha y luego la izquierda; piernas y pies fríos; está mejor destapándolos. Temblor en brazos y manos. El reumatismo de Medorrhinum, habitualmente originado en una blenorragia suprimida, tiene características muy definidas: se agravan con los primeros movimientos y mejoran cuando los movimientos prosiguen, están peor durante las tormentas, de día y por el frío y la humedad. Dolores reumáticos en los hombros, que van del izquierdo al derecho, peor al levantar el brazo. Cuando camina, tiene dolores en las caderas, rodillas y piernas; gran pesadez, debilidad y temblores en los miembros inferiores. Deformidad de las articulaciones de los dedos de las manos, con nudillos grandes e hinchados. Hinchazón dolorosa de todas las articulaciones. Crujidos articulares, sobre todos en codos. Dorso de las manos ásperas. Manchitas amarillas en las manos. Uñas incurvadas o con una depresión transversal. Ciática izquierda, a menudo con lengua saburral y peor de maiíana; según Burnett, curó con Medorrhinum la mitad de sus casos de ciática de ese lado. Intensa inquietud en las piernas y pies, que lo obligan a moverlos constantemente, no puede estar quieto; con dolores en las piernas; especialmente cuando se relaja a la noche en cama, al intentar dormirse. Gran sensibilidad o dolor en las plantas de los pies y en los talones, sobre todo al caminar; no puede hacerlo, o "tiene que caminar de rodillas" (Allen). Calambre en plantas y pantorrillas de noche. Los tobillos se le tuercen fácilmente cuando camina. Hinchazón y rigidez dolorosa de los tobillos. Los miembros inferiores duelen toda la noche, impidiéndole dormir. Terrible ardor en brazos y piernas durante una tormenta eléctrica. Edemas en los miembros inferiores, sobre todo en los tobillos y pies, seguidos de diarrea y mejorados. Erupciones en pies y manos. Cierra el puño. Pies fríos y sudados. Callos dolorosos. * 39 Bostezos espasmódicos, no puede evitarlos. Dormido, pero oye y contesta preguntas como si estuviera despierto. Se muerde la punta de la lengua durmiendo. Sólo puede dormir de espaldas y con las manos sobre la cabeza, o en posición mahometana (ver 14). Sueños horribles, con fantasmas, muertos, que está bebiendo o caminando. Insomnio antes de medianoche. * 40 Escalofrías antes de orinar o cuando tiene urgencia, y mejora después; ó los tiene también después de orinar. Escalofríos que suben y bajan por la espalda; de 15 a 16 horas. Fiebre con o sin sed; con sudor a chorros en la cara; con inquietud desde las 24 hasta las 3; se duerme durante la fiebre. Profusos sudores nocturnos. Calor ardiente en el cuerpo; la sangre parece quemar en los vasos. ** 41 Piel fría y húmeda, amarillenta. Condilomas sangrantes. Verrugas pequeñas, pedunculadas y puntiagudas. Prurito incesante e intenso, peor al anochecer, a veces de un solo lado del cuerpo; peor pensando en él; el prurito es tan intenso, que debe rascarse hasta sangrar. Escaldaduras muy rojas en los bebés, abarcando periné, ano, genitales e hipogastrio, peor al lavarlos (ardor y dolor). Manchas amarillas en las manos. Tiña en la cabeza. Manchas cobrizas. Favus. Eczema segregante y costroso. Hormigueo intenso y generalizado.
 
* = Usable    ** = Efectivo    *** = Bastante Efectivo.

2014 © Derechos Reservados Copyright de Homeopatía General