Homeopatía General

Homeopatia
Selecciona :  A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L- M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

Buscador

Búsqueda personalizada

logo de homeopatia general

MENU GENERAL :
- Página de Inicio
- Noticias
- Salud
- COFEPRIS

- Aloe
- Bufo
- Calotropis
- Doryphora
- Euphorbium
- Filix Max
- Ginseng
- Higado
- Influenzinum
- Jalapa
- Kissingen
- Lycopodium
- Moschus
- Ptelea
- Sizygium
- Wyethia
- X Ray
- Zizia

- Contáctanos.

PULSATILLA

Elemento PULSATILLA
P. Nigricans o Pratensis. Anémona de los Prados)
SINTOMAS MENTALES DE PULSATILLA *** 1 Tiene un especialísimo modo de ser, un carácter que lo hace (junto con Phosphorus) el más agradable de los pacientes: es extremadamente suave, dulce, sumiso, dócil, apacible, tímido (ver 3) y afectuoso, pero, más que un dador, es un receptor o buscador de afecto, de amor y de consuelo, que precisamente obtiene con toda facilidad de los que lo rodean por su especial modo de ser; hay una necesidad constante de mimos; "niños que nunca se cansan de las demostraciones de cariño" (Foubister). *** 2 Llanto muy fácil o involuntario, que no puede contener, y suave; no puede dar sus síntomas o hablar de sus molestias sin llorar; "llora por todo, sea alegre o triste", o llora sin causa aparente, o bien, con inusitada frecuencia, condoliéndose al ver sifrir o llorar a otros, sean seres humanos o animales, y aunque sean desconocidos. Llora más antes y durante la menstruación, mientras amamanta; durante los escalofríos, la fiebre o los sudores; cuando lo perturban o interrumpen en su trabajo; con los dolores; de noche y durmiendo. Su llanto mejora cuando lo consuelan y al aire libre o caminando al aire libre. Fácilmente, por su modo de ser tan variable, puede pasar del llanto a la risa y viceversa. *** 3 Es sumamente tímido y se ruboriza muy fácilmente; tiene, por eso, una marcada tendencia a esconderse. Este modo de ser oculta una acentuada falta de confianza en sí mimo, que también lo hace indeciso (peor al anochecer), cobarde, miedoso, llegando a hacerle experimentar agudamente la sensación de ser abandonado, desamparado, menospreciado o rechazado. Es muy susceptible y desconfiado, y se ofende con facilidad. Muy introspectivo e introvertido, generalmente tiene aversión a la compañía (más durante la fiebre), pero también la desea. A veces está sentada horas o días sin hablar o sin contestar, aparentemente sumida en sus pensamientos. Misantropia. *** 4 Su temperamento, su manera de ser es absolutamente variable o cambiante, o bien alternante o contradictorio, tanto en lo mental como en lo físico. *** 5 Está lleno de temores, sobre todo al caer la noche, en el crepúsculo y de noche; a la oscuridad (y está peor en la oscuridad), a los fantasmas (más de noche), a perder la razón; a morir, a las enfermedades; a la gente, a los hombres, a las mujeres; en la multitud; de estar solo (prefiere la compañía); al trabajo; al ínfortunío, al desastre; al despertar. Ansiedad: al anochecer en cama, con malestar y ansiedad, debe destaparse; de noche, al despertar; antes de medianoche; en la cama; durante los escalofríos (o con escalofríos) y la fiebre; al ir a dormir; con miedo; dentro de la casa; como si estuviera en aire caliente; por su futuro y por su salud; por la salvación de su alma; con sentimiento de culpa; mejor al aire libre, por el movimiento y caminando al aire libre. Ansiedad suicida. Inquietud de noche, ansiosa, da vueltas en la cama; por el calor de la cama; durante la fiebre; durante la menstruación. ** 6 Tristeza: de mañana o al anochecer; antes y durante la menstruación; en una habitación calurosa; cuando piensa en sus ocupaciones o negocios (a los que les tiene aversión); después de comer; con los escalofríos; después de una epistaxis; después de una eyaculación; este estado depresivo presenta una notable mejoría al aire libre, sobre todo paseando o caminando despacio. Trastornos por penas; tristeza silenciosa; inconsolable. Descontento, con todo; disgustado; descorazonado, peor al despertar. Se lamenta. Cansado de la vida. Taciturno, peor durante la fiebre. Ideas de suicidio, ahogándose; pensamientos suicidas; relacionado a menudo con sentimientos de culpa y autorreproches. Remordimiento, peor al anochecer, de noche o al despertar. ** 7 Un rasgo muy destacado de Pulsatilla está relacionado con la religión y el sexo: afecciones religiosas mentales; está siempre orando, porque tiene serias dudas sobre la salvación de su alma en el más allá, lo que lo hace desesperar y le produce gran ansiedad. Esto generalmente está en relación con un sentimiento de culpa ligado al sexo; de allí que haya una aversión religiosa al sexo opuesto, que lo lleva a "abstenerse de tener contacto sexual con su esposa" (Kent); el soltero o la soltera no toleran la idea de casarse; aversión a las mujeres; miedo a los hombres. Síntomas mentales por excesos sexuales. Ninfomanía. Lascivia. ** 8 A pesar de su dulzura, puede presentar aspectos mentales negativos muy importantes: celos, envidia, avaricia, cleptomanía, odio (a las mujeres, en el hombre), modo de ser repulsivo, caprichos, egoísmo. ** 9 Trastornos de origen emocíonal: por anticipación, por ira o vejación, con ansiedad o susto; por susto (y se asusta fácilmente); por penas; por mortificación; por alegría escesiva; por malas noticias; por decepciones o frustraciones; por celos; preocupación por problemas domésticos. Nostalgias. ** 10 Tiene dificultad en concentrarse, pensar y entender, durante la fiebre o en un cuarto caluroso; los esfuerzos mentales agravan ese estado, y de ahí su aversión al trabajo mental, aversión que se extiende al trabajo físico (es indolente). Confusión mental por esfuerzos mentales, al despertar y por el movimiento, agravándose después de comer o en una habitación calurosa y mejorando cuando camina al aire libre. Contrariamente, puede haber abundancia de idea y claridad mental, sobre todo al anochecer, en cama. En grados más acentuados de perturbación intelectual, puede presentarse una marcada indiferencia, al placer, a los negocios y durante la fiebre. Inconsciencia, transitoria o no, especialmente después de mediodía y en una habitación calurosa o llena de gente, o durante la fiebre o en el parto. Ausente. Imbecilidad. Mala memoria para las palabras; se equivoca al hablar. * 11 Alucinaciones: como si alguien estuviera en la cama con él, o como si un hombre desnudo se metiera en la cama con ella. Vé abejas, diablos, fuego, gente, visiones horribles al cerrar los ojos. Cree que es perseguido por enemigos. Delirio: de noche; rabioso; con somnolencia. Estados maníacos por o con supresión de la mestruación o durante la menopausia. Locura erótica o puerperal. * 12 Durante el sueño: grita, habla, se queja, se sobresalta. * 13 Irritable: si lo contradicen; al despertar a la mañana o al anochecer; después de comer; durante los escalofríos. Malhumorado. Quejoso, rezongón, especialmente durante la fiebre o por el calor. Impaciente, más con la fiebre. Apurado o lento. Excitación, peor al anochecer y de noche. Hipersensibilidad: en niños; durante la fiebre; a los ruidos. 14 Otras características mentales: muy escrupuloso y detallista Se ríe por pequeñeces o tonterías Habla de un modo errático Ideas o pensamientos fijos o erráticos.

SINTOMAS GENERALES DE PULSATILLA *** 15 Marcada agravación por el calor, sobre todo en una habitación calurosa; peor por el calor de la cama, por el aire caliente, por ropa abrigada de lana; por el sol (que, en realidad, representa calor, y aún en invierno), en Verano, al acalorarse por alguna actividad o esfuerzo, o aún por ingerir alimentos calientes, que no solo lo agravan, sino que le producen una fuerte sensación de calor. Y, por el contrario, está mejor al enfriarse. Pero, en franca contradicción con su calurosidad, es un paciente que frecuentemente tiene chuchos o escalofríos sin fiebre, acompañando a muchos de sus síntomas, o aún sin ellos. *** 16 Tiene un gran deseo de aire libre que, además, mejora acentuadamente cualquiera de sus síntomas o molestias. Por ese mismo motivo, siempre está o se siente mal en una habitación llena de gente o cerrada. *** 17 Uno de sus grandes síntomas clave es también su ausencia de sed con casi todos sus trastornos, y hasta durante la fiebre. Difícilmente pueda prescribiese Pulsatilla a un sediento. *** 18 Estados contradictorios, alternantes. Pero, por sobre todo, es muy característica la extrema variabilidad de sus síntomas; todo es cambiante, todo es variable. Está muy bien una hora, y muy mal la hora siguiente. No hay dos escalofríos, ni dos deposiciones ni dos ataques iguales. *** 19 Tiene modalidades muy marcadas. Gran parte de sus trastornos están mejor caminando, especialmente si lo hace despacio, paseando, y mejor aun si lo hace al aire libre. En cambio, está peor al comenzar a caminar, y caminando rápido o corriendo. Estas características están en directa relación con su agravación al comenzar los movimientos, su mejoría al continuarlos y, en general, su mejoría por el movimiento, sobre todo de la parte afectada. Su peculiar modo de reaccionar al movimiento proviene de su tendencia a la congestión pasiva o venosa, a la falsa plétora (son pacientes que, a menudo, por su apariencia y color (a menudo violáceo), no parecen enfermos), a la distensión de sus vasos sanguíneos, especialmente venosos, y el movimiento acelera su circulación venosa, aliviándolo. Por esta misma razón, está peor acostado, y le duelen o se le duernwn las partes sobre las que apoya y, además, está peor sentado o parado. ** 20 Modalidades alimenticias: es clásica la agravación (o aparición de síntomas) por las grasas en general, cremas, manteca, cerdo, comidas pesadas, pan con manteca, helados o cremas heladas, alimentos congelados, pastelería, panqueques, y también por pan, fruta, cebollas e hielo. ** 21 Modalidades horarias de aparición o agravación de síntomas: al anochecer (primera parte de la noche) o en anocheceres alternados; en el crepúsculo; a la mañana, sobre todo al despertar; después del mediodía; de noche, o noche por medio; antes de medianoche. ** 22 Los dolores de Pulsatilla, preferentemente tironeantes o desgarrantes, son esencialmente cambiantes (varían de intensidad o desaparecen y vuelven a aparecer de una hora a la siguiente) y erráticos, saltando rápidamente de un sitio a otro, y se acompañan de chuchos o escalofríos constantes y sin fiebre ("cuanto más fuerte el dolor, más fuerte el escalofrío") (Nash; Allen). Los dolores aparecen repentinamente y desaparecen gradualmente o, por el contrario, se incrementan cada vez más hasta hacerse muy agudos, y se interrumpen o terminan de golpe o bruscamente; se agravan al comenzar a moverse y por el calor, y mejoran si continúa moviéndose lentamente. ** 23 Todas las secreciones y descargas de las mucosas son suaves, blandas, no írritantes (excepto, a veces, el flujo), espesas y amarillentas o verdosas (ver Particulares); fétidas. ** 24 En aquellos casos en que "la primera alteración seria de la salud está referida a la pubertad" o se inicia con ella; o "nunca estuvo bien desde entonces"; "anemia, clorosis, bronquitis, tuberculosis" (Allen; Clarke). En rubias de tez sonrosado, ojos azules y aspecto saludable. Especialmente en enfermedades de mujeres y niños. Mujeres con tendencia a la obesidad, con menstruaciones escasas y prolongadas. ** 25 Otras Modalidades: Peor: acostado sobre el lado izquierdo; por presión en el lado no dolorido o acostado sobre ese lado; por cambios de posición; por canbios de tiempo, peor de fjío a calor; por el viento; después de comer (peor hasta saciarse); antes y durante la menstruación, por fricciones o frotaciones; por el tabaco; por vomitar; al comenzar el sueño o durmiendo, y al despertar; en reposo; por el tacto; antes de las tormentas; por movimientos violentos; por la ropa ceñida (necesita aflojársela); al levantarse de estar mucho sentado; por mojarse (sobre todo los pies); por la lluvia; por la baja presión atmosférica; por la humedad. Mejor: por bañarse (sobre todo la parte afectada); acostada de espaldas (y mejor con la cabeza alta); por el movimiento rítmico, lento, suave y continuado; al aire libre; por aplicaciones frías o frío local o de la habitación, o por bebidas o alimentos fríos; por destaparse. Lateralidad derecha. Trastornos de un solo lado: fiebre, piel caliente, escalofríos, sudores. Los síntomas que aparecen acostado de espaldas mejoran poniéndose de costado o irguiéndose, y viceversa. ** 26 Distensión de vasos sanguíneos, peor durante la fiebre y al anochecer. Venas dilatadas, varicosas, con dolores punzantes; en el embarazo. ** 27 Se desmaya en una habitación cerrada, calurosa o llena de gente, y durante el parto o el embarazo; por odontalgias. Convulsiones por menstruacíones suprimidas. ** 28 Trastornos por supresiones: de las menstruaciones, de la leche materna, de erupciones, de descargas de las mucosas (oídos, nariz, etc.) y de una blenorragia. ** 29 Es uno de los principales medicamentos del sarampión y sus secuelas, y "como profiláctico contra el sarampión, Pulsatilla tiene una reputación casi igual a la de Belladonna contra la escarlatina: yo generalmente doy Pulsatilla 3ª, tres veces por día" (Clarke). * 30 Sensaciones de pulsaciones o latidos en todo el cuerpo, peor durante el moviento; de hoquedad o vacío; de agrandamiento de partes; de banda o vendaje; de zumbido; de hinchazón; adormecimiento por zonas o en sitios afectadas. * 31 Se siente débil: a la mañana en la cama, al despertar, acostado; en una habitación calurosa; por esfuerzos mentales. Se despereza antes de orinar. * 32 Otras características generales: Orgasmo sanguineo después de emociones Adelgazamiento de las partes afectadas Osteitis; dolores óseos Traumatismos.

DESEOS Y AVERSIONES DE PULSATILLA * 33 Deseo: de alimentos y bebidas fríos; de alcohol, de cerveza; de cosas refrescantes, de ácidos; quiere algo y no sabe qué; de arenques; de limonada. ** 34 Aversión: a la manteca, a las grasas; a las bebidas y alimentos calientes; al pan; a la leche; a la carne, al cerdo; al tabaco; al agua.

SINTOMAS PARTICULARES DE PULSATILLA ** 35 Vértigo: a la mañana al levantarse, que lo obliga a acostarse nuevamente, necesita estar acostado; al anochecer; después de comer; como si estuviera intoxicado; levantando un peso; mirando hacia arriba; durante la menstruación o por supresión menstrual; cuando está sentado o al levantarse de una silla; al agacharse; caminando al aire libre (aunque lo va mejorando); con náuseas, cefaleas y desmayos; los objetos parecen estar muy lejos. Congestión cefálica en una habitación calurosa, o calor en la cabeza. Plenitud cefálica, mejor caminando al aire libre. Pesadez cefálica al agacharse. Suda un solo lado de la cabeza. Pulsaciones frontales peor durante la menstruación y por abrigarse la cabeza, mejor al aire libre. Cefaleas que aparecen o se agravan: al sonarse; después de comer, más si es hasta saciarse o comidas grasosas; por helados; por bebidas calientes; por emociones, después de un susto; por mirar hacia arriba; por menstruaciones suprimidas o al terminar la menstruación; por esfuerzos mentales; por correr; por estar parado; en Verano o por exponerse al sol; en un cuarto caluroso; por envolverse la cabeza; en sótanos; caminando rápido. Las cefaleas mejoran caminando al aire libre y lentamente y por la presión externa. Cefaleas en niñas escolares. Hemicránea occipital o supraorbitaria. Sensación de estallido frontal, peor por el calor, mejor al aire libre y por un vendaje apretado. Neuralgias comenzando en el temporal derecho, con lagrimeo ardiente del mismo lado. Presión en el vértex. Cefalea congestiva con dolores desgarrantes que se localizan en la sien sobre la que se acuesta. Las cefaleas se extienden a los ojos. ** 36 Secreciones oculares espesas, copiosas, amarillentas o purulentas, y no irritantes. Inflamación aguda de los ojos, o catarral por frío, o blenorrágica; mejor por el frío y al aire libre. Conjuntivitis agudas, peor por el calor de la cama o de un fuego. Oftalmia del recién nacido. Secreción en el ángulo interno del ojo, peor de mañana; por inflamación del saco, glándula y canal lagrimal, con hinchazón del saco. Fístula lagrimal que supura, sobre todo al presionar. Párpados inflamados, hinchados, aglutinados. Sequedad de los ojos en una habitación calurosa. Prurito en los párpados, sobre todo en los bordes, más al anochecer, mejor al aire libre. Lagrimeo a la mañana, al aire frío, o al viento, o por toser. Tendencia a los orzuelos, especialmente en el párpado superior. Ojos hundidos. Cataratas incipientes. Dolor ardiente en los ojos, con prurito, peor en una habitación calurosa, mejor al aire libre; necesita frotárselos a menudo. Arco senil. Ve un halo de colores alrededor de la luz. Visión turbia por el calor o durante la fiebre, por esfuerzos, por acalorarse después de un esfuerzo, al entrar a una habitación calurosa o por caminar rápido, al anochecer. Visión nublada, mejor frotándose los ojos. Ceguera pasajera durante la menstruación. Miopía. Amaurosis. ** 37 Catarro e inflamación de la trompa de Eustaquio, con hipoacusia. Hipoacusia después de tomar frío o después del sarampión o la escarlatina. Secreciones del oído purulentas, amarillas o amarillo verdosas, espesas, no irritantes; generalmente después del sarampión o escarlatina o como secuela de otra enfermedad o en las otitis agudas. Meato auricular rojo; prurito en la oreja. Otitis medias, especialmente en niños; sensación de oído tapado. Otalgias más a la derecha peor de noche, mejor por aplicaciones frías; presivas hacia afuera, como si algo presionara para salir; por tomar fro, al sonarse, en una habitación calurosa; son desgarrantes o punzantes, y lo enloquecen. Pulsaciones de noche en los oídos. Oye timbres, rugidos o ruidos como de escape sincrónicos con el pulso. Cerumen negro, endurecido. ** 38 Catarro nasal mejor al aire libre. Coriza agudo con escalofríos constantes, pérdida del gusto y del olfato, con nariz seca y obstruida de tarde y fluyente de mañana; siempre peor en una habitación calurosa y mejor al aire libre. Secreción nasal suave o ardiente; verdosa o amarilloverdosa; amarillenta de mañana y al anochecer; fétida, espesa; acuosa al aire libre; o grandes costras fétidas y verdosas. Trastornos por supresión de la secreción nasal. Obstrucción nasal al anochecer o en un cuarto caluroso, con estornudos. Siente olor a podrido; ozena. Anosmia. Ulceraciones en las aletas nasales. Epístaxis por supresión menstrual; de mañana, de sangre negra y espesa. Dolor presivo en la raíz de la nariz; huesos nasales doloridos. Coriza de heno. Erupciones costrosas sobre y dentro de la nariz. ** 39 Labios secos (se los humedece a menudo); el inferior hinchado, y agrietado en el medio. Paperas con metástasis a senos o testículos; es el medicamento más importante de la orquitís urliana. Suda de un solo lado de la cara; con olor fétido. Neuralgia facial derecha, errática, peor en un cuarto caluroso o al acalorarse después de caminar, mejor por frío local; con lagrimeo profuso y con escalofríos; extendida a los oídos; desde el anochecer hasta medianoche. ** 40 Boca seca sin sed, más de mañana; lengua seca a la mañana al despertar, sin sed; con mucosidades y saliva como algodón, aliento fétido y mal gusto. Olor pútrido de la boca a la mañana. Sensación de tener la lengua muy ancha. Lengua amarilla o blanca, cubierta de una mucosidad muy adherente. Gusto amargo: de mañana o al anochecer, mientras come y después, después de tragar la comida, fumando y después. Gusto a arcilla; viscoso; a quemado; nauseoso, a la mañana, por fumar; a podrido, la carne tiene gusto a podrido; dulzón. Ausencia de gusto, los alimentos no tienen gusto, sobre todo durante el coriza; o tienen gusto amargo o feo, especialmente el pan. Gusto grasoso. Saliva dulce. ** 41 Dolor en los dientes como si los nervios estuvieran estirados, o como si se los estiraran cada vez más y luego, de golpe, los soltaran; o punzantes en la amenorrea. Aparecen o se agravan al anochecer y de noche, en la cama, apretando los dientes, en niños, por tomar café, acostado, masticando, antes y durante la menstruación o al principio y al final, en el embarazo, al tocar los dientes y por el calor en todas sus formas: bebidas y comidas calientes y por el calor externo o de la cama o de una habitación. Mejoran por el aire frío o llevado a la boca, o al aire libre, por el agua fría en la boca, por la presión, caminando al aire libre y lavándose con agua fría. Con cara hinchada, llanto y escalofríos. * 42 Se atraganta al tragar, sobre todo sólidos. Garganta seca a la mañana al despertar. Mucosidades de mañana y de noche. ** 43 Trastornos gástricos por la ingestión de grasas y helados; indigestión por helados y cerdo. Eructos con el gusto de los alimentos aún mucho tiempo después de haber comido; de noche; después de comer, sobre todo manteca o grasas; amargos de noche; nauseosos; con gusto a sebo rancio o carne podrida; regurgitaciones. Náuseas: por comer cerdo (o aún por verlo o pensar en él); después de comer; por toser; por beber; por helados; por menstruaciones suprimidas, por bebidas calientes; con arcadas. Sed a las 14 horas y antes o después de los escalofríos. Ausencia de sed acompañando a la mayoría de sus trastornos. Vómitos: durante las cefaleas; biliosos; de alimentos ingeridos mucho tiempo antes; mucosos; ácidos. Gastralgias: al anochecer; durante los escalofríos; después de comer, sobre todo alimentos grasos; peor por alimentos calientes. Dolor en el epigastrio, como por una ulceración subcutánea. Acidez. Dispepsia con gran distensión después de comer; debe aflojarse la ropa. Gastralgia una hora después de comer. Sensación de vacío o languidez gástrica en bebedores de té. Peso como una piedra en el estómago, a la mañana al despertar o después de comer. Pulsaciones perceptibles en el epigastrio. ** 44 Frío en el vientre después de comer. Sensación de constricción en el vientre, extendida a la vejiga; sensación de vacío mejor por la presión. Pesadez premenstrual en el vientre, sensación de tener una piedra. Movimientos antes de mover el vientre. Gorgoteo y ruidos en el abdomen al anochecer. Dolores de vientre: al anochecer, necesita doblarse, porque lo mejora; antes o durante la menstruación; antes de mover el vientre; extendidos a los genitales, sobre todo tironeantes a través de los cordones espermáticos, a los testículos; paroxísticos en el hipogastrio, durante la menstruación. Dolores presivos hacia abajo, hacia afuera, hacia los genitales, como si fuera a venir la menstruación o durante la misma. Cólicos con gorgoteos en la parte superior del vientre, al anochecer; con escalofríos. ** 45 Deseos ineficaces de mover el vientre. Diarrea: especialmente o solo de noche; por el menor descuido en las comidas; por frutas; por bebidas heladas o por helados, por pastelería; durante y después de la menstruación; después de acalorarse; peor en una habitación calurosa; mejor al aire libre. Las heces son muy cambiantes, no hay dos deposiciones iguales, ni en consistencia ni en color; pueden ser acuosas, como huevos revueltos, acres, verdosas, blancas, mucosas, amarillo verdosas. Disenteria con mucosidades sanguinolentas y escalofríos. Flatos muy fétidos, que lo alivian. Hemorroides intensas, con prurito y dolores, peor estando acostada y al anochecer. *** 46 Cistitis con dolores vesicales paroxísticos, con deseos frecuentes e ineficaces de orinar, especialmente cuando hay una supresión memtrual o antes de la menstruación; no puede acostarse de espaldas sin que sobrevenga una necesidad urgente de orinar; tiene que apurarse porque, si no, se orina; con disuria y micción gota a gota. Micciones frecuentes por exponerse al frío y a la humedad. Micción interrumpida y en chorritos en la hipertrofia de próstata, con dolores cortantes al salir cada chorrito. Tenesmo vesical. Retención aguda y dolorosa de orina, en recién nacidos o por tomar frío, o en niños cada vez que toman frío o después del parto o en la hipertrofia de próstata, con goteo involuntario y sensación de plenitud en la vejiga. Ardor en el meato uretral durante y después de la micción. Incontinencia de orina, se orina involuntariamente de noche (enuresis), al toser o estornudar, sentado, caminando, al eliminar flatos, si aguanta los deseos de orinar y en el embarazo. Después de orinar, dolor espasmódico en la vejiga. Hematuria; al fin de la micción; sedimento sanguinolento, rojo, mucoso. Orinas oscuras. Hipertrofia de próstata; prostatítis; dolor presivo en la próstata después de orinar. Estrechez, contracción o hemorragia uretral después de una blenorragia. Blenorragia aguda con dolores uretrales ardientes, cortantes o punzantes durante y después de la micción; con secreción amaríllo verdosa espesa, con priapismo, o mucosanguinolenta o amarillenta, no irritante, a veces fétida. Secreción uretral amarillenta crónica. Dolor uretral después de orinar. ** 47 Orquitís y epididimitis y corditis agudas, a la derecha o izquierda, por supresión de una blenorragia o como complicación o metástasis de paperas o por contusión; con dolores ardientes (sin hinchazón), presivos o desgarrantes en los testículos y cordones espermáticos, que se agravan al anochecer o sentado; o con testículos retraídos e hinchados y escroto rojo y relajado, con gran sensibilidad al contacto. Tubérculos en el testículo. Erecciones dolorosas. Deseos sexuales aumentados; trastornos por su supresión. Hídrocele; en niños. Escroto relajado. *** 48 Tendencia al aborto; por atonía uterina. Deseos sexuales aumentados, más durante la menstruación. Flujo acre, excoriante, ardiente; cremoso o lechoso; acuoso; blenorrágico; el flujo aparece solamente estando acostada. Menstruaciones retrasadas, escasas y cortas, que aparecen solo de día, cesando generalmente de noche; o intermitentes, deteniéndose un día y reapareciendo; muy cambiantes en aspecto y color; negras u oscuras, con coágulos, espesas; prolongadas. La primera menstruación aparece tardíamente en las niñas. Menstruaciones irregulares con escalofríos y temblores en los pies. Dismenorrea antes y durante la menstruación, con dolores paroxísticos y erráticos que la hacen llorar; como calambres o como de parto, o de tironeo hacia abajo, que empeoran acostada y mejoran caminando al aire libre y por frío local; a veces por mojarse los pies. Supresión menstrual o amenorrea por tomar frío en los pies o mojárselos, o por anemia. Metrorragia en pároxismos. Dolorimiento en elútero durante el coito. Dolores de parto espasmódicos, irregulares e ineficaces, o débiles, llegando a cesar, o que van hacia arriba; no hay dos contracciones iguales. Falsos dolores de parto. Puede haber contracciones en reloj de arena. Entuertos, peor al mamar el niño. Placenta retenida. Subinvolución uterina. Loquios escasos o suprimidos. Leche aumentada en los senos; o desapareciendo en las mujeres que amamantan, con senos hinchados, a veces por tomar frío; leche en los senos de mujeres no embarazadas, o en la pubertad, o durante la menstruación. Supresión de la leche. Leche acuosa. ** 49 Sensación de polvo o de vapores de azufre en la laringe. Laringítís por acalorarse. Ronquera caprichosa. Picazón o cosquilleo en laringe y tráquea. Asma peor al anochecer y de noche; en niños; por erupciones suprimidas. Disnea: por menstruación suprimida; por sarampión suprimido; como si inhalara vapores de azufre, peor después de comer, caminando rápido o en una habitación calurosa o acostado sobre el lado izquierdo; mejor al aire libre, necesita tener las puertas y ventanas abiertas. Respiración ruidosa o estertorosa, peor en el sueño. Tos seca al anochecer y de noche, con expectoración solo de mañana; tos espasmódica, constante, violenta, solocativa; aparece o se agrava al inspirar profundamente, por sequedad o por la sensación de tener vapores de azufre o polvo en la laringe, por acalorarse o en una habitación calurosa, al inspirar, por irritación o cosquilleo laríngeo acostado o cuando se acuesta a la noche (necesita erguirse y sentarse en la cama para aliviarse); después de un sarampión; mejor al aire libre y por respirar profundamente. Tos con violentos esfuerzos; agotadora de noche, que le impide dormir. Tos con mucosidades en el pecho. La tos puede acompañarse de cefalea, lagrimeo, epistaxis, náuseas, arcadas y vómitos, dolores de vientre, incontinencia de orína, escalofríos, llanto y y dolores torácicos. Expectoración solo de día o a la mañana al levantarse; dificultosa; sanguinolento; verdosa, o amarillenta de mañana, de gusto amargo, a catarro viejo, o grasoso, nauseoso, salado; adherente. Ansiedad en el pecho al anochecer y de noche, y cuando está acostado sobre el lado izquierdo. Sensación de plenitud al anochecer y durante la menstruación. Hemoptisis después de una supresión menstrual. Bronquitis; neumonía siguiendo a una supresión menstrual. Opresión en el tórax al anochecer, mejor al aire libre. Pulsaciones en el tórax que le interrumpen el sueño, peor de noche. Tuberculosís pulmonar incipiente, aguda o en la última etapa. Dolores torácicos, peor durante la tos; mejor inclinado hacia adelante; puntadas erráticas. Dolorimiento debajo de la clavícula. * 50 Sensación intensa de plenitud en el corazón al anochecer; opresión. Palpitaciones tumultuosas, violentas, peor de noche en cama, sobre todo acostado y, peor aún, sobre el lado izquierdo, o durante la fiebre o después de comer (especialmente de la cena); con ansiedad precordial y disnea. ** 51 Frío en la espalda al anochecer, como si lo salpicaran con agua fría hacia abajo; siente escalofrío en el sacro. Dolor de espaldas: durante los escalofríos, extendido hacia el ocipucio y vertex; en el parto; por menstruaciones suprimidas; peor al comenzar el movimiento o al levantarse de estar sentado o agachado, y peor aún si estuvo mucho tiempo sentado (le es casi imposible levantarse) o agachado; mejor por movimientos suaves, es impulsado a moverse, pero no se alivia. Dolor como por esfuerzos, peor acostado de espaldas, mejor sobre un costado. Dolor lumbar durante la menstruación y al levantarse de estar sentado, como dolor de parto. Dolor sacro, mejor moviéndose, especialmente si el movimiento es lento. Dolor lumbar constrictivo que le corta la reparación. Dolor en el sacro y parte baja de la espalda, como de parto, durante la menstruación. Dolor de espalda como dislocado, al moverse. *** 52 Congestión venosa de las extremidades; manos rojas o cianótícas; venas dilatados en las manos. Venas varicosas en los miembros inferiores, sobre todo en piernas y pies, azuladas, hinchadas, inflamados, con fuertes dolores lancinantes o pinchantes, calientes al tacto, con prurito y ardor de la piel, que a menudo está violacea o rojiza o marmolada. Flebitís, especialmente en mujeres, con escalofríos sin fiebre (aún en una habitación calurosa) o con fiebre y ausencia de sed. Várices dolorosas y flebitis en el embarazo, con dolores que mejoran por el frío local. Sabañones inflamados y dolorosos, localizados especialmente en las manos, con prurito agravado por el calor y al anochecer, en los dedos de las manos, en los pies (de color púrpura) y dedos de los pies, y en las orejas, como si estuvieran congeladas; los dolores y el prurito lo hacen llorar. Pies fríos por esfuerzos mentales. Adelgazamiento del miembro enfermo. Panadizos con dolores que mejoran por el frío local. Calor ardiente en los pies y en las plantas, los destapa en la cama, o tiene tendencia a destaparlos. Bromhidrosis de pies; sudores fríos. Se le duermen: el miembro superior sobre el que está acostado; las manos y los pies durante los escalofríos; las piernas durante la menstruación. Articulaciones rojas. Artritis de la rodilla; rigidez de rodilla caminando, con hinchazón caliente, y dolorosa o no; pies hinchados, con pinchazos. Temblores en los pies. Ulceraciones ardientes, moteadas, fétidas y profundas en los miembros inferiores. Dolores en los miembros, reumáticos, paroxísticos, erráticos y que s
 
* = Usable    ** = Efectivo    *** = Bastante Efectivo.

2014 © Derechos Reservados Copyright de Homeopatía General