Homeopatía General

Homeopatia
Selecciona :  A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L- M - N - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z

Buscador

Búsqueda personalizada

logo de homeopatia general

MENU GENERAL :
- Página de Inicio
- Noticias
- Salud
- COFEPRIS

- Aloe
- Bufo
- Calotropis
- Doryphora
- Euphorbium
- Filix Max
- Ginseng
- Higado
- Influenzinum
- Jalapa
- Kissingen
- Lycopodium
- Moschus
- Ptelea
- Sizygium
- Wyethia
- X Ray
- Zizia

- Contáctanos.

SANICULA

Elemento SANICULA
(Es un agua termal de Ottawa, Illinois, Estados Unidos, y en su composición entran principalmente Natrum Muriaticum, Calcarea Muriatica, Magnesia Muriatica, Calcarea Bicarbónica, Calcarea Sulphurica, Kali Sulphuricum, etc.)
SINTOMAS MENTALES DE SANICULA * 1 Tiene temores muy marcados: a la oscuridad, con aversión a la oscuridad y un constante e irresistible deseo de mirar hacia atrás; a perder la razón; al movimiento de descenso; a una desgracia inminente; a trabajar (por su debilidad con deseo de estar acostado); a ladrones. * 2 El niño es muy terco y obstinado, llora y patea, peor de 21 a 24 horas; atravesado, testarudo, irritable, alternando este estado muy fácilmente con risas y juegos. Tiene aversión a que lo toquen. 3 Es sumamente inquieto, va de un lugar a otro; el niño quiere estar en constante movimiento día y noche. Gente con un temperamento muy cambiante; cambia a menudo de ocupación; alterna risas con llanto. Inestable en sus propósitos, e incluso la mente divaga y pasa de un tema a otro hasta cuando conversa. Nunca termina nada. 4 Se ofende fácilmente; entiende o interpreta erróneamente las acciones de los demás. Lo altera o trastorna fácilmente la menor palabra o acto. 5 Intensa depresión; siente que nadie la admira, que todos la odian, no quiere saber de nada con nadie ni tolera el menor interés o solicitud de otras hacia ella. Siente como si maldijera. Falta de energía. 6 Olvidadizo, incluso de detalles de ocupaciones recientes.

SINTOMAS GENERALES DE SANICULA *** 7 Desnutrición con adelgazamiento progresivo, especialmente acentuado en la parte alta del cuerpo (sobre todo en el cuello) y a pesar de un buen apetito; especialmente en niños; con tendencia a la caquexia. El niño parece un viejo, sucio, grasoso y amarronado, con la piel arrugada y llena de pliegues que cuelgan, más en el cuello. * 8 Peor: por el movimiento; si lo tocan; comiendo; llevando los brazos hacia atrás; por la presión suave, más que por la fuerte; por esfuerzos; por viajar en vehículos; al descender; por levantar los brazos; al dar un mal paso, al caminar; por la luz y los ruidos; al tragar; a mediodía; en una habitación calurosa; por corrientes de aire, especialmente si es frío; por cambios: de tiempo, por tiempo húmedo. Mejor: en reposo; después del desayuno; por vomitar; al aire libre; por el calor. 9 El niño patea sus cobijas y se destapa aún en el tiempo más frío. 10 Los síntomas cambian constantemente. 11 Los dolores van de derecha a izquierda, de delante atrás o de atrás hacia adelante; cambian mucho de sitio. 12 Necesita estar acostado sobre algo duro.

DESEOS Y AVERSIONES DE SANICULA ** 13 Deseo de sal, de carne, de tocino y jamón gordo; de ácidos. Aversión al pan.

SINTOMAS PARTICULARES DE SANICULA * 14 Vértigo, peor al levantarse de estar agachado, sentado a la mesa o escritorio, después de comer o al descender en un ascensor; con náuseas; debe apoyar la cabeza contra algo para evitar caerse; con gran deseo de aire libre. Sensación de mareo después de cabalgar en la oscuridad. Pesadez cefálica al despertar. Cefalea frontal sorda, a veces de un lado, sobre los ojos, peor inclinando la cabeza al leer o escribir, o en una habitación cerrada y calurosa, mejor llevando la cabeza hacia atrás, y al aire libre y fresco. Cefaleas peor por corrientes de aire fresco, acostado, por la luz y los ruidos, mejor viajando al aire libre. Sensación como si la cabeza estuviera abierta y el viento penetrara en ella; a veces se abriga la cabeza, aún en Verano, para protejerla del viento. Sensación de frío en el cerebro o como si estuviera envuelto en ropa fría. Cefalea cada semana, que dura 2 o 3 días, con náuseas y vómitos. Siente el cuero cabelludo contraído desde la nuca y frente al vértex; peor a mediodía, por el movimiento, inclinando la cabeza hacia adelante, por el ruido, las sacudidas y pasos en falso; mejor al anochecer, en reposo, acostado, durmiendo. Gran cantidad de caspa en la cabeza (más en el vértex), cejas y barba; con prurito al calentarse la cabeza. El niño suda profusamente en la cabeza, especialmente en el occipucio y la nuca, cuando duerme, mojando la almohada hasta lejos a su alrededor. Cabello delgado, escaso, seco, opaco; eléctrico, cruje al peinarlo. Caida de cabello. 15 Visión turbia o nublada; diplopia; se le corren o se juntan las letras. Ojos doloridos al despertar a la mañana, peor al moverlos o por la luz. Ojos que arden (más en los ángulos), con secreción pegajosa que se seca y forma costras o escamas, blancas o amarillas, en los bordes de los párpados. Párpados rojos e inflamados; pegados a la mañana; con ulceraciones en los bordes, con fotofobia, prurito y ardor. Sequedad en los ojos al despertar, como si el ojo estuviera pegado al párpado. Oftalmia catarral, primero a la izquierda, luego a la derecha, con copiosa secreción amarillenta. Gran hinchazón de párpados; le cuesta tenerlos abiertos. Ulcera de córnea. Conjuntivitis aguda. Lagrimeo en el viento, o por el aire fresco. * 16 Catarro en la trompa de Eustaquio. Oído izquierdo tapado. Excoriación o lastimadura retroauricular con secreción blanca o gris y pegajosa. 17 Secreción nasal: acuosa y acre, que gotea; espesa y abundante, amarillenta o verdosa; costras gruesas, como miel, blanca, adherente y filamentosa; coágulos de sangre negra; peor dentro de la habitación y después de comer. Estornudos y prurito nasal. 18 Granitos rojos en la mejilla izquierda. Dolor en el maxilar superior, extendido a la sien, peor por el frío o el viento o bebidas frías o calientes, mejor por calor. Acné. Costras grandes en el labio superior; se las pellizca constantemente y las hace sangrar. Erupción pruriginosa, más debajo del mentón y peor por el calor. Vesículas en labios y mentón. Cara grasosa; gris. 19 Dientes sensibles al aire frío. Siente los dientes muy largos. Odontalgia peor de noche y acostado, debe levantarse y caminar; mejor apretando las mandíbulas. * 20 Encías doloridas. La lengua tiene una raya marrón oscura en el centro al despertar, y está seca como cuero. Los bordes de la lengua están incurvados hacia arriba. La lengua se adhiere al paladar. Lengua amarillenta en la parte posterior. Ulceraciones o aftas dolorosas debajo de la lengua; en los labios; en toda la boca; en el centro del paladar; el niño no puede comer. Lengua grande, fláccida; geográfica; ardiente, debe sacarla para refrescarla. Ardor en la boca, mejor por agua fría o aspirando aire fresco. Siente el paladar en carne viva, peor por alimentos o bebidas calientes. Boca seca sin sed. Aliento fétido. Sialorrea copiosa y filamentosa cuando corta los dientes, peor despierto y de día. Niños atróficos con boca lastimada y blanca como leche cortada; muguet. Glándulas sublinguales hinchadas. 21 Ulceraciones amarillas en las amígdalas. Garganta de color púrpura. A la mañana arranca trozos duros con sangre que vienen de las coanas. Durante el día, catarro fluido retronasal; de noche, seco. Sensación de frío, como si tuviera hielo, en la garganta; la siente muy grande. Garganta seca después de dormir en una corriente. Traga mejor los sólidos que los líquidos. Sensación de tener migas en la garganta, que lo atragantan. * 22 El niño quiere mamar contínuamente, pero igual pierde peso. Sin apetito en el desayuno. El niño se pone frenético al ver un vaso de agua, y bebe ávidamente grandes cantidades. Sed de pequeñas cantidades y muy seguidas, que vomita apenas llegan al estómago. Sin apetito, con sed. Se hincha mucho apenas empieza a comer; se siente muy lleno después; debe aflojarse la ropa. Enseguida de haber mamado o comido, con una náusea brusca, todo sube en un chorro, y el niño cae en un sopor o se duerme; vomita la leche como si fuera queso blanco, o en grandes coágulos como si fueran clara de huevo dura. Náuseas y vómitos viajando en automóvil o tren o en barco, con deseo de aire libre. Eructos ácidos, rancios, ardientes, o de gas sin gusto. Estómago sensible, dolorido, peor por reir o por la presión o en ayunas. ** 23 Borborigmos en el hipocondrio izquierdo, que bajan por el colon descendente, peor antes de comer, mejor después. Dolor hepático; hipertrofia del hígado, con sensibilidad a la presión y sacudidas. Intestinos hinchados como si fueran a explotar. Dolor en las ingles después de caminar. Niños con vientre muy grande; es la parte más grande de su cuerpo. ** 24 Constipación: después de grandes esfuerzos, las heces que ya habían salido casi totalmente, retroceden al recto; inactividad rectal; deseos y esfuerzos para defecar ineficaces o no tiene deseos hasta que se acumulan muchas heces; aún con heces blandas. Heces secas, como bolitas grises o pelotas blanco grisáceas, como cal quemada, duras y que se deshacen en el borde del ano, con olor a queso podrido, que deben ser removidas mecánicamente, con los dedos, porque parece que fueran a romper el esfínter; gran dolor en el periné, como si fuera a estallar, mientras defeca, quedando luego, por varias horas, dolorido y ardiente. Heces primero duras, luego blandas; o con partículas que lastiman y hacen sangrar el ano. Diarrea muy urgente, de heces muy cambiantes; en el niño; verdosas como pasto o como charco de ranas, o como huevos revueltos, o espumosas; cada vez que come, debe salir corriendo de la mesa. Incontinencia de fecales cuando salen flatos; lo evita momentáneamente cruzando las piernas. El olor de las heces, a queso rancio o podrido, persiste en el niño aún después de haber sido bañado. Excoriación de la piel perianal, como en carne viva, que se extiende al periné y genitales. No tiene control sobre el esfínter añal; se ensucia cuando está parado, corriendo, jugando y aún de noche. 25 Frecuentes deseos de orinar, con poliuria, que vienen repentinamente. Sensación de orina en el meato. Retiene la orina con gran esfuerzo, pero, si resiste el deseo, desaparece la urgencia. Urgencia para orinar, como si fuera a estallar la vejiga. Dolor como calambre en el ureter izquierdo cuando trata de retener la orina, lo que lo obliga a pararse, pero no puede estar erguido por el dolor. Sensación de algo duro, como un lápiz, que es forzado desde la vejiga al riñón; desaparece después de orinar. Poliuria con orina pálida y de poca densidad. El niño hace esfuerzos para orinar cuando defeca; orina pocas veces y poco cada vez. El niño grita antes de orinar; los pañales están teñidos de rojo. Enuresís nocturna. 26 Deseos sexuales en el hombre, al principio aumentados, luego muy disminuidos. Eyaculación precoz con escaso orgasmo. Olor a salmuera en el glande horas después del coito. El niño huele a salmuera en sus genitales aún después de bañarlo. Escroto relajado; sudores genitales pegajosos. Condilomas en el glande, o excrecencias sycóticas, con secreción con olor a salmuera. Excoriaciones sifilíticas cobrizas. ** 27 Flujo irritante, con olor a queso rancio o a salmuera de pescado; profuso, de color cambiante (lechoso, amarillo, etc.); sale más al defecar. Menstruaciones irregulares, retrasadas, primero rojas y acuosas, luego oscuras y con coágulos; con dolores uterinos como entuertos, y en el sacro, antes de la menstruación, que cesan al aparecer ésta. Tumor como un huevo de gallina en el útero, cerca del cuello. Sensación de debilidad en el hipogastro, con sensación de presión o tironeo hacia abajo, como si todo el contenido de la pelvis fuera a salir; peor por caminar, moverse, sacudidas o dar un paso en falso; mejor acostada o en reposo; con necesidad de contener las partes relajadas apoyando una mano en la vulva; útero dolorido, sensible. Siente la vagina muy grande. Embarazo con edemas en los miembros inferiores y manos; con depresión y llanto. La cabeza del feto es dura y compacta al nacer, sin signos de fontanela posterior ni sutura. La leche es acuosa. * 28 Laringe sensible a la presión, peor a la izquierda, con tos seca por cosquilleo. Se ahoga a la mañana al despertar; no puede hablar. Ronquera. Afonía completa, habla en un susurro. Sensación de tener la tráquea en carne viva; al tragar, siente allí como una piedra. Tos profunda, hueca, con rales ruidosos, provocada por cosquilleo retroesternal; el niño vomita una sustancia espesa y filamentosa. Tos por reirse o hablar; peor de mañana y en una habitación calurosa; mejor al aire libre; le produce sensación de estallido en el vértex. Expectoración: amarilla; dulzona; con trozos caseosos; copiosa de mañana y después de las comidas. Asma con ruidos y silbidos en el pecho; peor comiendo y después. Dolores en el tórax; al toser debe sostenérselo con las manos. Ataques bruscos de una terrible sensación de peso en el tórax, como si fuera a estallar. Erupción en el esternón, con prurito. * 29 La nuca está tan débil y adelgazado que el niño no puede sostener la cabeza. La piel en el cuello se arrutaga y, cuelga en pliegues. Dolor entre los omóplatos al despertar a la mañana. Dolor profundo en los músculos de la columna, más a la izquierda. Rigidez en la espalda, peor por el movimiento; dolor agudo al girar, debe ponerse rígido y girar todo el cuerpo al mirar a su alrededor. Omóplato izquierdo dolorido. Siente la región lumbar cansada, débil, como rota, peor después de levantarse a la mañana, aumentando gradualmente hasta mediodía y luego decreciendo hasta desaparecer a las 18 o 19 horas. Sensación como si las últimas vértebras lumbares se deslizaran unas sobre otras o estuvieran dislocadas; peor al hamacarse o sentado, mejor acostado de espalda. Coxis dolorido, como excoriado. Frío en la columna, peor estando sentado quieto o yendo al aire frío; mejor por el calor externo o el movimiento; le parece tener la ropa fría en la región lumbosacra. Espalda muy dolorida a mediodía. Siente la espalda en dos pedazos. Rigidez en la espalda por esfuerzos. Granitos en la espalda que no maduran. *** 30 Inquietud en los miembros, con dolores articulares. Rigidez dolorosa en los miembros cuando se levanta a la mañana, peor al comenzar a moverse. Adormecimiento en los miembros. Sudores fríos y pegajosos. Constante dolor en el hombro, reumático, peor por el movimiento, sobre todo al levantar el brazo o llevarlo hacia atrás; mejor por el calor; a veces con sensación de frío local. Dolor en brazo y codo al levantarlos, peor a la mañana al levantarse y por tiempo húmedo. Carne de gallina en los brazos. Axilas excoriadas; con sudores profusos. Manos hinchadas y rígidas al despertar a la mañana. Manos frías como hielo, o palmas ardientes; cuando las junta, sudan hasta gotear. Grietas en las manos (y dorso) y nudillos, peor en Invierno, profundas, que exudan sangre o un fluido acuoso y que forman costras, y que arden o duelen. Erupciones pruriginosas en las manos. Padrastros. Dolores reumáticos en la articulación de la cadera izquierda, peor por el movimiento y el frío, pero no mejora en reposo. Puntitos rojos en la cara interna de los muslos, más en el izquierdo, con prurito peor al desvestirse a la noche. Sensación de corriente eléctrica en los miembros inferiores al acostarse. Cansancio y pesadez en los miembros inferiores, con tendencia a cambiar de posición, porque ninguna es confortable. Niños con piernas adelgazadas. Niños que no pueden estar parados o caminar hasta después de los 15 meses. Dolores reumáticos en las rodillas; dolores repentinos que lo hacen gritar; cansancio en las rodillas. Dolor en la planta del pie derecho. Ardor o intenso calor en los pies, especialrnente en las plantas; necesita ponerlas en un sitio fresco o mojarlas o destaparlas. Sudores en los pies, copiosos, fríos, fétidos, excoríantes; sudores en las plantas como si hubiera caminado por el agua; sudores fétidos entre los dedos de los pies, que lo lastiman. Siente las medias pegajosas. 31 Duerme con las manos detrás de la cabeza. Se despierta a menudo de noche; a las 3,30 horas. El niño duerme inquieto y se despierta llorando e irritable; se frota la nariz y los ojos con el puño. No puede tolerar a nadie acostado al lado suyo o que lo toque. Sueños eróticos, o con ladrones (y no puede volver a dormir hasta que es revisada toda la casa); con asesinatos y remordimiento. * 32 Escalofríos todo el día, peor en una habitación calurosa o al aire frío; comienza en los miembros inferiores o entre los hombros; todos los días a la misma hora, o día por medio, o posponiéndose 2 horas cada vez; con sed que desaparece con la fiebre o los sudores; a las 8,30, a las 17 horas. Siente todo el cuerpo muy caliente; fiebre alta cada noche, busca un sitio fresco en la cama. Suda de arriba abajo en todo el cuerpo; o apenas se duerme, en cuello y nuca, mojando la ropa, frío y pegajoso; o apenas se tapa; o donde los miembros se cruzan estando acostado en la cama o cuando se tocan las manos; o en la parte sobre la que reposa; con hambre durante la sudoración, y el agua tiene gusto amargo. 33 Piel seca y fláccida. Prurito intenso, peor de noche y por el rascado. Eczema con secreción pegajosa: detrás de las orejas, en las muñecas y dedos de manos y pies.
 
* = Usable    ** = Efectivo    *** = Bastante Efectivo.

2014 © Derechos Reservados Copyright de Homeopatía General